sábado, 2 de octubre de 2010

LA ALEGRÍA DE UN PECADO


Feliz en un escenario donde soy rey
Sin miedo al derrumbe del cielo
Tiempos mezclados
Y lugares que se deslizan
En medio de un desmesurado
Universo
Deshojo recuerdos ,
barro los ecos
Y vacío el rincón donde se oculta
La lejanía
El pan que cruje al partirlo
Y el tintineo de una cucharita
Moviendo el café
Son rumores
de felicidad incongruente,
Un trozo de fiesta
Y una señal inconfundible
Que a medias con tu historia
Te obliga a firmar la paz
Con un día por delante
que parte en dos
Una tristeza que no quieres
Y una alegría que te alienta
Como girasoles
Que se fugan con el sol
Sin moverse de su sitio
Ese sol tan hermoso
como un pecado
Que te convierte
En ti mismo

5 comentarios:

  1. A veces creo que mi blog tiene vida propia y es capaz de arrancarme la piel si es preciso.
    Desventurado, inconsecuente, calamitoso corazón que no sabe expresar lo que siente.

    ResponderEliminar
  2. ¿por qué no había leido esto?... ¿por qué?, ¿por qué?...casi me lo pierdo... eso si sería un pecado...
    Que razon tienes... es una alegría un pecado asi...
    creo que ese corazon sabe expresarse mas de la cuenta...

    Un Abrazo

    ResponderEliminar