jueves, 18 de mayo de 2017

¿QUÉ REGALAR A UN CORAZÓN VALIENTE?




Cuando acaricio tu pelo
Las yemas de mis dedos se sumergen
En ríos de montaña
Tu pelo alza el vuelo
Como bandadas de pájaros castaños
Que me hablan de paisajes sin viento
Al abrigo de la flor del sueño

Siento tu piel
Siento tus rodillas y tus brazos
Tu fuerza de mujer valiente
Cucharitas deshaciendo azúcar
En el cuenco de mi vientre


¿Qué regalar a un corazón valiente?
Mi corazón…, mi corazón
Que bracea junto al tuyo
Aunque nos lleve la corriente

En silencio quedamos
Escuchando el zumbido de la existencia
Mientras invento palabras para ti
Que acarician el contorno de tu cara
Y rellenan mi sexo de impaciencia

Palabras que se quedan en los labios
Y labios que beben de los tuyos
Una copa pura
Que cura todas mis quemaduras

Solo un nido te regalo
Un nido de buenos momentos
Para ahuyentar nuestros tormentos

Inundarte de amor
Y salvarnos a nado:
Acéptame este regalo
antes de que las aguas
nos remuevan de un zarpazo


5 comentarios:

  1. Precioso Luis! Qué bello poema!
    Ojalá me escribieran a mí cosas así! :-)

    La foto muy elocuente, con huellas paralelas... En mi mente de un momento a otro, escapan corriendo, se pierden en el agua y se zambulle en las olas.

    Desde la otra orilla, la del Norte, envío un fuerte abrazo que llegue a Cádiz, rodeando la península cargado de alegres pececillos de colores!

    Nuria

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el poema. Excelentes hallazgos: "... paisajes sin viento al abrigo de la flor del sueño", "deshaciendo azúcar en el cuenco de mi vientre", " Inundarte de amor y salvarnos a nado"

    Por citar unos pocos.


    Simpático, el abrazo que te envía Nuria. :-)


    El título de tu entrada me recordó la canción de Al Green: "Cómo puedes reparar un corazón roto?"
    La dejo en versión de Michael Bublé, que es más tolerable.

    https://www.youtube.com/watch?v=lXnP0MgLbqg


    Quién es capaz de predecir ajenas grietas?
    Pues... otro corazón de ojos bien abiertos.

    Estoy pensando en uno de mis hijos. Ninguna acertó a leer su pérdida de ilusión.

    Yo, sí.

    Y eso que es un chaval indescifrable. Pero no para un padre gota de agua.
    Hay quien lleva dentro el germen de la infelicidad perpetua. Nada ni nadie los conforma. Y su vida es una huida constante a través de las corcheas y el ruido.
    ¿Cuándo te veré brillar, cuerdo diamante? Nunca, siempre oculto tras las telarañas del disimulo, esa coraza.


    Estaban los Pink Floyd en el estudio, vieron entrar a su amigo y fundador, Syd Barrett, años que no lo veían, se había afeitado cabeza, cejas, engordado un montón de quilos, hecho una mierda, lo habían despedido porque ya no podían más con él, durante la gira por California, escribo de memoria, si me equivoco, ¿qué más da California o cualquier otro lugar?

    Cuando lo reconocieron, rompieron a llorar.

    Brilla, tú, loco diamante.


    me la pongo para mí

    https://www.youtube.com/watch?v=9C-lZlWOLw0


    en realidad, amamos la musica, las canciones, porque son un reflejo de nuestra opacidad, nos reconocemos en sus surcos. Como decía

    --Debussy. Claude Debussy.

    la música no está en las notas sino entre las notas.

    --Exacto. En el silencio que nadie logra leer.

















    ResponderEliminar
  3. Cascos de caballos en la arena hacia el horizonte, cielo y agua...Recuerdo de un instante de libertad y sueños...(¿Estaba la chica de Terry allí contigo, Luis? )

    Muy bonito el poema...Muy bonito pero me cansé de poemas de amor...No tienes la culpa, amigo. Me cansé y ya no tiene remedio.

    Me cansé porque descubrí que es más fácil hablar de amor que Amar...y más fácil hacer un poema que tener el valor de seguir a mi propio corazón...¡Corazón, corazón, te escucho!(Me cansé y ya me sobran las palabras...)

    En fin. Ahora que sólo me salen poemas de desamor, me siento mucho mejor.

    Soy menos poeta y también menos "loco" a los ojos de tantos cuerdos grises y tristes...

    En mi interior sigo trabajando para la revolución, ¡viva La Resistencia!: ¡Emoción, alegría, sentimiento, perdón, compasión, generosidad, inocencia, altruismo, fé, libertad, solidaridad...AMOR!

    Muy profundo el comentario de Talkin. De padre a padre te lo digo. Podría hablar de comprensión y comunicación, pero no, es auténtica comunión lo que siento al leer lo que has escrito...

    Talkin, bien lo sabes: "Ver" supone un precio, y hay corazones asustadizos que no están por la labor. Nadie les dijo que amar y pensar son dos cosas diferentes.

    Lo peor que le podría pasar a tu hijo es estar acompañado físicamente pero estar solo emocional, espiritual y afectivamente. ¡Hay tantas soledades en compañía!

    La soledad más horrorosa es la de aquél que está acompañado pero en realidad solo...No concibo peor cárcel ni peor infierno...No compartir de verdad, no comprender, no comunicar, no amar...

    La soledad puede ser muy hermosa, pero ésta de la que hablo es horrorosa. ¡Es una soledad dentro de la soledad y que no tiene ni una sola cualidad positiva porque está corrupta, es falsa! Solo/acompañado...Acompañado/solo...¿!

    ¿Por donde iba? ¡Me pierdo! ¡Ah, sí! Los diamantes...Si vas con uno a una joyería, lo analizarán, lo tasarán y lo valorarán, pero si vas con ese mismo diamante a un mercadillo...no te darán por él ni los buenos días...Así es la vida. Hace falta conocimiento para saber valorar...diamantes...y mucha sabiduría para saber valorar corazones...

    Los diamantes locos aún son más extraños y valiosos.¡Infinitamente valiosos! Son viajeros infatigables del Alma...

    ¿Infelicidad perpetua, dices? No, amigo. La felicidad es precisamente el verdadero Norte del loco bendito y para ello tiene que ir desechando con fé inquebrantable, con enorme esfuerzo y constancia, aquellas pequeñas, ridículas, aparentes, ignorantes, insípidas, vanas y pobres felicidades que no son otra cosa que mentiras destinadas a desaparecer evaporadas con los primeros rayos de luz...

    ¿Huida? ¡No lo creo! ¿No será una búsqueda heroica y admirable de la verdadera, pura y auténtica felicidad? Tú que le conoces tan bien, piénsalo...

    Envidia es lo que deberían sentir de tu hijo aquellos que se conforman, que buscan un atajo fácil, que pactan con El Diablo, que se rinden, que deciden que su búsqueda ha concluido...Pobres cobardes.

    Corazones que, muy al contrario que el de tu hijo, están destinados inevitablemente a secarse presos de la pena, el desamor, el vacío y el miedo... Compasión me inspiran...
    No han visto a tu hijo...¡Mejor para él! Claridad y libertad en su Camino...

    Y creo de corazón que si que verás brillar a tu hijo. Tal vez no de la manera "oficial" pero será a su manera y esa será la mejor. Es mi mejor deseo para ambos...

    ¡Un abrazo muy fuerte!

    Ananda

    https://www.youtube.com/watch?v=3hL15lkOIJk


    ResponderEliminar
  4. Ananda, siempre he sospechado que los poetas, los grandes poetas, lo son gracias a su incapacidad de mostrar amor con señales distintas a las escritas, y que por eso concentraban toda su sensibilidad en algo tan maleable como la escritura, más dócil que demostrar sentimientos.....Me fijo en su cara, casi todos, menos Alberti y los retratos de Miguel Hernández, y tienen esculpidas las arrugas del desencanto.

    NO, yo quiero seguir siendo capaz de ambas cosas: de escribir poemas de amor y demostrarlo

    Feliz semana para todos

    ( Talkin, conocía yo también esa anécdota sobre Syd. Pink Floyd me marcó mucho)

    Un besito, Nuria

    ResponderEliminar
  5. Antes que preguntar qué regalar a un corazón valiente,habría que pensar en si tiene o no corazón. Hay personas que parece que no tienen...

    ResponderEliminar