sábado, 5 de julio de 2014

ELENA NO ES DE TROYA






"Llegada a Ocaña, skydive, bajamos del coche y mi piel comienza a erizarse al mirar al cielo y ver varios paracaídas abiertos a mas metros de altura de los que habría podido imaginar.

 Mi padre y yo nos registramos y nos tocó esperar 40 largos y silenciosos minutos en los que una mirada  bastaba para comunicarnos. Era el sueño de mi vida pero en ese momento mis rodillas se movían impacientes por escuchar mi nombre por fin, o por no escucharlo nunca… Vienen a por nosotros, dos monitores que cansados de hacer todos los días lo mismo se dedicaban a soltar comentarios que te hacían subir los intestinos a la garganta. 

Nos preparamos y nos explican que debemos hacer para estorbar lo menos posible y así facilitar un salto… más seguro. Subimos a una avioneta más pequeña de lo que debería ser para volar con 9 personas cada uno con sus respectivas mochilas (que ocupaban como otra persona más). Los pasajeros comienzan a alterarse, el momento se acerca. Se respira tensión mezclado con monotonía para algunos. Nos enganchan a los monitores y los ojos de mi padre y los míos se cruzan, llega el momento, mis pupilas gritan socorro pero sin embargo mi cara dibuja una gran sonrisa que ansía llevar a cabo el sueño que una niña comenzó a desear desde los cinco años. Saltan los primeros, tres hombres cogidos de la mano que formaron una bonita figura. Saltan los siguientes, ya solo quedamos mi padre y yo. Él va primero, última mirada entre los dos, mirada inolvidable. Se acercan a la puerta, él queda colgando de la avioneta mientras el monitor le sujeta. Por un momento mi corazón se para, entonces lo vi, mi padre volaba, vi como caía y al escuchar sus gritos el corazón dejó de estar petrificado para empezar a latir como nunca lo había hecho, lleno de ansias y ganas de comerse el mundo dejándose caer desde 4000 metros de altura. Nos acercamos a la puerta, quedo colgando sujetada por el monitor, soltó las manos de la avioneta y, entonces, VOLÉ. Sentí libertad pura, bruta, original. Al gritar el viento se metia en mi boca y parecía que me recorría todo el cuerpo liberando todo lo malo que tenía acumulado en él. Fue una verdadera limpieza a la vez que un lifting que me estiraba la cara. Esto duró 50 segundos, según lo grabado en el video, pero para mi todas esas sensaciones se agolparon en un corto instante y antes de darme cuenta el monitor avisa, se va a abrir el paracaídas, un pequeño tirón, Elena se convierte en pájaro. Comenzamos a planear viendo la inmensidad a nuestros pies. Tardo un poco en aprender a coger aire tranquila después de habérseme metido a presión. El monitor me felicita y como premio me da los mandos, tenía el poder, volaba con solo mover un brazo, INCREÍBLE. Dimos unos giros y al final aterrizamos. 

Puse los pies en la tierra y entonces me di cuenta de que lo más bello de la experiencia fue que mi padre estaba ahí esperándome después de haber pasado por la misma locura que yo, y lo mejor, estaba igual de feliz que yo.

Es mágico saber que el hombre haya podido conquistar el cielo, sentirse ave, y matar esa angustia infantil por no poder llegar a las nubes o ser la cometa que un niño hace volar con envidia.

Hasta luego inmenso azul, nos volveremos a encontrar"

---------------------------------------------------------------------

No es de Troya. Es vasca accidental pero como si lo fuera de generaciones atrás, porque para regalo de cumpleaños se pide tirarse de los aviones a cuatro mil metros de altura. Un vasco no se tira en paracaídas. Un vasco sale a dar un paseo. Y es mi sobrina

Elena..., se llama Elena,  y era de niña más seria que un girasol en días nublados. Nunca me preocupó que rechazara mis brazos. Primero, porque nunca he sentido esa necesidad adulta de caer bien a los niños. Y segundo, porque tengo al tiempo sobornado y siempre me echa una mano a la hora de ganarme el cariño de quien al principio me lo niega porque alguna carta de presentación no es buena. Lo que no era bueno es que nos veíamos de higos a brevas y los niños más que nadie necesitan familiaridad.

Ese cariño ha crecido tanto que ahora no nos podemos mirar a la cara cuando compartimos mesa familiar porque nos resulta muy engorroso explicar a los demás por qué nos reímos con solo mirarnos. Si no hay causa, no hay explicación. Tío y sobrina nos partimos de risa con mirarnos a la cara y llamarnos , yo a ella "plasta" , y ella a mí, "Gepeto" o "poli corrupto"

Pero ahora me voy a poner serio y trascendente. Ahora que ha cumplido 18 años deliciosos. Ahora que ha sentido el vértigo de lanzarse al vacío desde 4000 metros de altura. Ahora que se ha despojado de esa timidez vergonzosa y ha reunido el suficiente valor como para mirar de tú a tú a las nubes y a las águilas. 

Serán muchas las caídas desde el cielo que vivas en tu vida. Serán muchas las veces que se abra el paracaídas a tiempo y aterrices suavemente sobre el duro suelo y muchas las veces que contra él te estampes, tantas como las veces que tu tío te deseará entonces que te levantes, te sacudas el polvo y vuelvas a intentarlo con esa alegría que brota de ti como el surtidor de una fuente romana.

Pues te he leído con emoción, Elena. Con mucha emoción, como compartiendo contigo toda la experiencia....La has transmitido muy bien, ..y lo que más me ha gustado ha sido....

...ha sido comprobar que ya lo tienes tan claro...que de todos los viajes que hagas a lo largo de tu vida, de todas las aventuras que tengas la valentía de vivir, de toda la adrenalina que dejes correr por tu sangre..., nada...nada se podrá comparar nunca a la emoción intensa y al viaje inigualable que tendrás siempre reservado en el abrazo de quien siempre esté dispuesto a tirarse por ti y contigo, con paracaídas o sin él. El viaje del amor

Cuando te salga un noviete y te diga la consabida frase ritual de " te quiero"....., "eso..., eso me lo tendrás que demostrar" respóndele mientras levantas la vista al cielo y observas cómo está el cielo de nubes....

Estoy pensando, Elena, que habrá que dar gracias por no habernos tirado juntos, porque en el caso de que tu tío no se cagara en los pantalones, algo más que probable, pues , como siempre,  nos reiríamos sin causa ni explicación...y así....así no hay manera de acordarse de que hay que tirar de la anillita....

La hostia hubiera sido de campeonato...., para morirse de la risa....¿no, plastaaaaa...? jajaja....


9 comentarios:

  1. Admiro a quien, como tú sobrina, tiene las cosas asi de claras y las lleva a cabo.
    A mi me cuesta bastante decidirme...ahora, en el momento que la decisión está tomada, no hay quien me pare.
    Me ha encantado Luis, porque a mí me pasa con mi hermana...sólo nos hace falta media mirada y nos lo hemos dicho todo.. Lo de reírnos sin sentido y sin que nadie más sepa de qué, lo dominamos a la perfección, tanto que en las reuniones familiares nos prohíben estar juntas...
    Un abrazo.
    Burbuja

    ResponderEliminar
  2. Plastaa nada que decir aunque alguna mirada si que guardare para ti despues de este bonito texto (y no es como la mirada magnum) Perdona si en mi infancia no me abri demasiado pero en el fondo yo creo que mi yo se estaba preparando para poder soportar las risas que vendrian despues, con 4 años eso nk se soporta jaja. Gracias tio, muchas gracias por todo y bueno ya se sabe que no siempre los consejos se llevan a la practica pero espero tenerte siempre cerca para cuando caiga un gepetto me diga "te lo dije plasta!" Y por lo menos me levante ya riendo.
    Te quiero poli( y cuando pueda tr lo demostrare!)

    ResponderEliminar
  3. Gracias a tí, cariño. Te mereces todo lo bien que se pueda hablar de tí
    LUIS (poli corrupto)

    ResponderEliminar
  4. Siento que algunos de vosotros sufráis los fallos del sistema blogger, que no deja subir comentarios a algunos y que me lo habéis hecho saber. Estará el Blogger del Google hasta las narices de mí. Perdón por las molestias, pero no puedo hacer nada. Y bien que lo siento.

    Un abrazo para todos

    ResponderEliminar
  5. ¡Muchas felicidades Elena!, tu sobrina. Esa es una buena forma, intensa, de celebrar la mayoría de edad, debe ser toda una experiencia, y qué emocionante y emotivo leerte, al practicarlo además en compañía de tu padre.

    "Él va primero, última mirada entre los dos, mirada inolvidable", la prueba una vez más, de que la vida se vive en instantes como ese.

    Madre mía! 50 segundos de caída libre son muchos! Bufff

    Lo más parecido que he hecho, ha sido tirarme en parapente, con monitor, el verano pasado, bastante más light. Hace muchos años tenía el capricho de tener esa sensación de volar, se presentó la ocasión y la aproveché.

    Pero esa sensación debe ser mucho mayor en Ala Delta, o así, en paracaídas, con postura de ave, bebiéndote el mundo de frente.
    Admiro tu atrevimiento!


    Es precioso también ver ese vínculo creado y la complicidad entre tío y sobrina, que nos dejas imaginar, y ver cómo es Elena a través de tus palabras en tu homenaje a ella, Luis. ¡Gracias!

    Elena, ¡que cumplas muchos más, con la misma valentía y arrojo para todo en esta vida!

    Muchos besos y abrazos,

    Nuria

    https://www.youtube.com/watch?v=OnlTrq6wLf0

    ResponderEliminar
  6. Que experiencia tan bonita Elena y que bien la cuentas!! y ....como se le cae a tu tio la baba con su sobrina!!! :))

    Me encanta el relato apasionado de este deseo y regalo de cumpleaños, es pura vida.
    Es precioso como tan pocos minutos tan cargados de vida son de tan largo recorrido en la experiencia, y es así, las experiencias no pesan por el tiempo que duran sino por todo lo que pueden activar de nuestro potencial en ellas, de nuestro potencial de emoción, comprensión, vida, energía.....

    Me gusta muchiiiiiisimo la foto de la llegada los dos CON LOS PIES EN EL AIRE en esa especie de ingravidez que queda después de una experiencia de tal ligereza!! Que hermoso abrazo! que suelto! libre como el aire.


    En mi caso la única experiencia parecida fué hace unos años en unas prácticas, descolgarme sujetada con un arnés de un helicoptero, bajar...subir....bajar...subir.....aumentando un poco la altura del helicoptero cada vez y finalmente tocar tierra.
    Lo que recuerdo en especial de la experiencia es esa sensación de ver gente que miraba a lo lejos y la extrañeza que sentía que fuera a mi a quien miraban en esta ocasión ( dándome cuenta de la apreciación de valentía que me inspiran estas cosas me sorprendía estar del otro lado esa vez), y después recuerdo muy especialmente el momento de salir del helicóptero cuando ya no tienes algo firme que pisar y solo quedas suspendida en el aire a expensas de la cuerda que sujeta el arnés, de la grua y del operador de la grua (que por cierto transmitía una seguridad tal y una cercanía que hizo que la situación fuera fácil y que yo, que en la vida me ví en algo por el estilo, me mostrara tan confiada y cómoda). Y otro momento que guardo mucho en el recuerdo es la sensación del aire fuertísimo al subir hacia el helicóptero, tanto aire que te metía en medio de un torbellino con sensación de descontrol y dificultad para respirar pausadamente.


    Que bonito Elena! que sello para tus 18 años! que la vida te regale muchos momentos de valentía unida a la alegría y a sentir con tanta intensidad el amor de los tuyos en abrazos ligeros que te hagan volar de felicidad!!!!!

    Y a todos los que aquí participan, a Luis por piloto, y a todos los que escriben y leen por pasajeros....que tengamos bonitos vuelos de vida!

    https://www.youtube.com/watch?v=Msen8ASgyPU

    Alejandra

    ResponderEliminar
  7. Muy bien descrito el vuelo, da la sensación de que es uno quien acaba de saltar. Da la sensación.
    Antes de que se me olvide, hoy más suerte x 4 que nunca.
    Lo más parecido que recuerdo...Dentro de unas horas, bajarme de la cama. Seguirá ahí abajo el mundo? Podré caminar el mismo sendero? Dónde está la linde? Me esperan unos ojos asustados? Me aguarda el cuervo de Allan Poe, nunca más?

    And the bird said nevermore.

    Perdón, Luis, tienes una escopeta?
    Bang bang bang bang!


    Look in my direction, I'll be round, I'll be round.

    La canción no es gran cosa, pero fue la primera en que pensé. Y si funciona,...
    Felicidades y enhorabuena, Elena.

    http://www.youtube.com/watch?v=f_P71QAEZKs

    Gracias, Luis. Saludos, Alejandra, Nuria. Besos, mantiña, felices vacaciones para ti y tus gatitos.Te espero.


    ResponderEliminar
  8. Muchas Felicidades Elena, van con retraso, la culpa de tu tio y sus comentarios en espera, es coña Luis, muak.
    Yo cumpli ese mismo sueño cuando cumplí los 20 años, y la verdad, es q a partir de ese dia mi vida cambió bastante, de los 15 a los 20 mas fria q Soria, pero despues d lanzarme al vacio confiando en alguien q no habia visto en mi vida, me cambió y templó, fue en Lillo, tierra d bolos, y asi fue como me sentí al caer,como un bolo, el magahostion fue increible, pero el abrazo los besos y los reencuentros casi indescriptibles, una experiencia inolvidable, Feliz fin d semana.

    Pétalo

    ResponderEliminar
  9. All your life is such a shame, shame, shame.- Toda tu vida es una vergüenza, es una pena de vida.
    All your love is just a dream, dream, dream.-Todo tu amor es sólo un sueño, una fantasía
    Open up your eyes - Abre los ojos
    You can see the flames, flames, flames.- y lo que ves son las llamas,
    Of your wasted life.- de tu vida: un desperdicio de vida. Basura.
    You should be ashamed.- Debería darte vergüenza.

    Your can look outside your window,- Asómate a la ventana, echa una visual,
    He doesn't have to know..- él no tiene por qué enterarse
    We can talk a while, baby- Podemos charlar un rato, neniña,
    We can take it nice and slow.- lo tomaremos con calma, des--pa--ci--to. Muyyyyy des----pa---ci-----to.

    There's a bird that nests inside you--- Hay un pájaro que anida dentro de ti
    Sleeping underneath your skin.---y duerme bajo de tu piel.
    Yeah, when you open up your wings to speak--- cuando abras ls alas para hablar
    I wish you'd let me in.---- me gustaría que me dejases pasar. Adentro.

    Change, change change! . Cambia, ya es hora de que vayas cambiando.
    Oh, you don't wanna waste your life, now babe.- No, tú no deseas malgastar tu vida, no la quieres despilfarrar, nena.
    Cambia, cambia, cambia. Nena..

    En vista de la mala suerte que se abatió sobre nosotros, pese a los conjuros y el apoyo recibido, vuelvo a lo de siempre.

    A murder of one.- Counting crows,


    https://www.youtube.com/watch?v=c86pvAdz1ro

    Llevo más de 7 años cantándola o poniendo el vídeo.. Ya no te acordarás. . Era la que usaba cuando la rabia me atacaba. No la recordarás, ni creo que la conozcas, yo nunca te hablaba de ella, . Ni a ti, ni a nadie. Como ves, sigo usándola muy de tarde en tarde. Maña señal.

    Hoy no pido suerte. Pido sensatez.


    https://www.youtube.com/watch?v=c86pvAdz1ro

    ResponderEliminar