miércoles, 25 de junio de 2014

LA SIRENUCA








Esta bella sirena la podréis encontrar en Santander, cerca del Palacio de la Magdalena. Es obra y gentileza de un amigo mío que trabaja en la KGB......La foto es preciosa y está muy lograda


.- "Esta chiquilluca me va a matar a disgustos. ¿ Por qué no puede ser como las demás chicas? Bordar, aprender cocina, pasear con las amigas atenta a los requiebros de los mozos del pueblo, buscar novio..¡que cruz, qué cruz, Dios mío!. ¡Le va a salir cola de pez!

Y es que a la chiquilluca nada le gustaba más que explorar los peligrosos acantilados, escarpados como dientes de tiburón, sentir en su piel el estallido de la espuma de un oleaje que no disimulaba sentirse atraído por la bravura de la chica.

.- ! Así permita Dios del cielo que te vuelvas pez..!...exclamaba presa de angustia la atribulada madre cada vez que salía de casa en dirección a los acantilados. Al cabo, la chiquilluca volvía siempre feliz, con su capacho lleno de estrellas de mar y de erizos y su corazón mojado de salitre.

Una noche de San Juan, la linda chiquilluca sintió una increíble transformación en su cuerpo, y vio crecer una larga y radiante cola de pez mientras escalaba farallones. Por cada ola que estallaba contra las rocas crecía y crecía más la cola de pez y sin miedo se arrojó al mar mientras una densa niebla envolvía un dulce cántico que todo el pueblo pudo escuchar. El cántico era de la chiquilluca convertida ya en sirena y así demostraba su alegría por formar parte ya de un ansiado universo desconocido y fascinante.

Su madre aumentó sus lamentaciones creyéndose culpable de haber lanzado una maldición contra su hija cuando lo único que quería era quejarse amargamente por la temeridad suicida de su hija.

El rey Lantarón, que gobierna sobre todas las criaturas del Cantábrico, se apiadó del pesar de aquella madre y dispuso que aquel pescador que capturara a la Sirenuca, con ella podría desposarse tras recobrar su apariencia humana.

Pasaron muchos años y se convirtió en un mito célebre, porque en las raras ocasiones en que la Sirenuca se dejaba ver, todos los testigos pudieron comprobar cómo el mar
 había esculpido  sobre ella una belleza increíble  


El pescador más tenaz y habilidoso consiguió otra noche de San Juan prender a la Sirenuca en una red tejida con corales.

Se cumplió así el dicterio del rey Lantarón y la Sirenuca volvió a transformarse en humana. Poco más tarde, en medio de un gran festejo popular, se celebraron los esponsales.

Al principio fueron felices, pero pronto la chiquilluca volvió a las andadas. No podía resitir el bramar lejano del océano cuando recordaba a la Tierra quién manda en este planeta. Mientras los lugareños escuchaban un booorrrommgg enfurecido que les atemorizaba y les hacía embozarse en la cama y encogerse de temor, la chiquilluca oía una canción de amor.

Ignoraba que el rey Lantarón advirtió severamente a su marido..." no dejes que nunca encuentre el espejo de nácar con el que se mesaba el pelo. Si alguna vez lo encuentra, la perderás.."

El enamorado pescador buscó el más profundo escondrijo en la grieta de un acantilado, y allí dejó oculto el espejo de nácar sin sospechar que la chiquilluca continuaba con su costumbre temeraria de desraizar erizos y estrellas de mar de allí donde nadie más se atrevía, hasta que un día, con gran sorpresa, descubrió en lo profundo de una roca ostionera su querido espejo de nácar. Quiso comprobar si seguía conservando la misma belleza de antaño y al verse reflejada en su cristal empezó a sentir cómo de nuevo le crecía una esplendorosa cola de pez.

Miró atrás en dirección al pueblo, donde le aguardaba un amante y fiel marido, al igual que su protectora madre, y antes de lanzarse al mar de un grácil salto, no pudo reprimir una aguda punzada de pena por el dolor que provocaría su abandono.

Pero fue una pena breve. Duró lo que tardó en sentir sobre su piel agradecida el frescor de la aventura que la enfrentaría a corrientes traicioneras y amenazas insospechadas, pero sobre todo los peligros, agradecida 
por sentirse de nuevo formando parte del maravilloso y sorprendente mundo que más le gustaba y que le hacía ligera...., ligera como un pez en el agua.


"Cierto tipo de amor resulta adecuado para los mullidos almohadones de un claro crepuscular. Otro resulta natural en el desorden de las sábanas de una cama estrecha en el último piso de una posada. Cada mujer es como un instrumento, y espera que la entiendan para por fin hacer sonar su verdadera música.”


Pasaje de:
Rothfuss, Patrick. EL TEMOR DE UN SABIO

13 comentarios:

  1. Lo que da de sí comprar papas y leche desnatada en la tiendecita de mi barrio

    Y todo porque desde dentro oíamos a la mujer del tendero cantar la canción " Cantos de Sirena"

    Debate al canto sobre si las sirenas son o no maléficas a pesar de su belleza. La Odisea así nos la han presentado y ese arquetipo es el que se nos ha quedado.

    Y casualidad de casualidades que una clienta allí presente fuera de Castro Urdiales

    .- "Pues la sirenuca de mi pueblo es buena y no condena a nadie ni da por culo" ¡¡!!

    ¿una sirena sin el sello de la fatalidad? Eso me lo tenía que contar más despacio

    Y me lo contó. Gracias, Emilia

    El post puede parecer un poco ñoño, cierto. Pero si os lo parece, por favor, haced como el rey Lantarón, apiadaros de mí ( ay, Talkin..., te temo, jajaja...) pero esta nueva versión de la Sirenuca me ha parecido muy hermosa y un canto a la libertad de las mujeres.

    Dejadme, pues, que os lo dedique

    ResponderEliminar
  2. ah..., que entres a comprar "desavíos" y acabes hablando de sirenas con otros compradores.... eso creo que solo pasa en Cádiz..jajajaa

    ResponderEliminar
  3. Ayyy ...... Cádiz, Cádiz!! que bonito es tu nombre y tu gracia!!! :))

    Es como una escena de película eso de imaginarte en la compra hablando de las sirenas y "dibujando" después el post.

    Y lo primero que me viene a la cabeza son sirenas y sirenos...

    El sireno que me tenía embelezada en Vigo, tan enigmático, divisando la ciudad desde lo alto de la Puerta del Sol, con ese halo atractivo de lo que encarna el misterio y la quietud.
    Y otra sirena en bata de cola, no sé porqué le llaman bata, si sé porqué le llaman cola, porque es larga....llena de escamas que parecen volantes, se mueve como flotando, y hace que las sirenas que saben usarla, se sientan como peces en el agua cuando suena la música....

    "Cada mujer es como un instrumento, y espera que la entiendan para por fin hacer sonar su verdadera música.” Lo comparto. :)

    ...Y que melodía preciosa y contagiosa se expande alrededor cuando esto pasa. Cantos de sirenas!! que hipnotizan y embriagan.

    El sireno

    http://www.youtube.com/watch?v=cS032zQPrGQ

    La sirena

    https://www.youtube.com/watch?v=2BIPY4u0IHk

    :)
    Buenas noches, dulces sueños.....que todos podamos bucear en el "maravilloso y sorprendente mundo que más nos guste".

    Alejandra

    ResponderEliminar
  4. Leí "desvaríos" en vez de."desavíos", que tampoco sé lo que son.

    El sireno de Vigo, Príncipe/García Barbón. Cerca había un peep show, al que nunca entré.
    Me traía imágenes ese peep show del de una escena en Paris-Texas.
    Nastassjia Kinski y su marido loco, porque ella lo abandonó. Hablado tras un falso cristal. Creo que era así, vi la pelicula mil veces pero ya no me acuerdo bien. a ver si dejo el tema de la slide guitar de Paris Texas. Ry cooder.
    Mejor no sigo por ahí...

    Una sirena vestida de oscuro, sentada en la blanca baranda de la playa de Silgar, Sanxenxo, y detrás de ella otra sirena, de bronce.
    Aún me queda algo de memoria.
    Verdad que sí, neniña?


    Bueno, vengo a buscar mi suerte x 4 = mar a gato.
    Era predecible que Lola recalcara lo de la bata de cola, pero uno no puede evitar reírse. Porque tenía mucha clase, Lola, mucha gracia.

    No sé por qué coño veré esta escena. Acabo con los ojos...se dice "arrasados", creo.

    Ella dice: todos los hombres tienen tu voz.
    y yo caigo en la trampa, no sé si Travis también. No creo, no es tan neurótico como yo. Y siento celos de todos esos tíos que le sonaban como mi propia voz.
    Anyway...
    ¿Te acuerdas, de lo celoso que era? Ya no lo soy. Ya no. He madurado, acabo de madurar ayer, como quien dice. No permitiría que los celos me arruinasen un amor ya de por sí tan complicado.


    Saludos, Luis, familia, comentaristas, visitantes. Perritos, ovelliñas. Sirena.

    http://www.youtube.com/watch?v=wowcMAObNCs



    ResponderEliminar
  5. ¡Precioso post, Luis! ¡De ñoño, nada!


    Lonely rider...lonely road... Pensé.

    No suelo pensar.

    Instinto...Giras a fondo el puño del gas y el caballo de acero te lleva a donde él quiere...No te engañes, tú no mandas...manda él.

    Antes de darte cuenta estás donde siempre. En Liencres.

    Bajas hacia la playa a todo gas cuidando con un suelo peligrosísimo siempre florecido de baches.

    Desacelera, suave -te dices a tí mismo-. Puede salir un perro suelto...

    Llego a la playa, paro la moto y ahí está ella, justo enfrente, viniendo hacia mí.

    El pelo mojado.

    Unos shorts vaqueros mínimos.

    Una piernas increibles que parecen torneadas por Miguel Angel...

    Una blusa completamente transparente que deja ver perfectamente dos pechos preciosos, perfectos, con la guinda de dos pezones apuntados hacia mí como si fueran un brújula mostrando un destino.

    Anda suave. Segura. Sabe de su belleza y de su atractivo.

    Me mira por encima de sus gafas de espejo como para asegurarse bien del efecto causado en el carroza de la moto grande y gira instintivamente la cabeza hacia el que va con ella, que a su vez me está mirando directamente a mí con cara asesina, quizá para evitar que me detenga más tiempo del debido en contemplar lo que sin duda considera de su propiedad... Ella se da cuenta y le hace una carantoña, como diciendo "tranquilo, no es nadie", y se van juntos.

    Sirenas... He visto algunas inolvidables...Cabalgan olas como si hubieran nacido en el mar y cuando se cansan de jugar, se suben a una furgoneta repleta de tablas y se van...

    Sirenas...preciosas.

    ¡Cuidado con la belleza! -dijo Ejo Takata-, la belleza es muy peligrosa...
    Lo sé, lo he vivido, lo he sentido...

    No importa si la sirena tiene o no cola de pez...importa si merece la pena afrontar el rieso de su peligro...

    ¡Un fuerte abrazo!... (X 4 para Talkin)

    Ananda

    http://www.youtube.com/watch?v=0yCei46dwts

    ResponderEliminar
  6. Tampoco somos tan peligrosas las mujeres...no?? Tengamos o no cola pez.... Bueno venga vale...un poquito sí...
    Abrazo (X4) para Talkin
    Y felicidades a la cumpleañera.
    Besos para el resto y buen finde.
    Burbuja.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta, Luis, el texto y las fotografías! Me encanta...Gracias, yo me siento así, algo sirena.
    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Muy bonito, si señor!!!
    Felicidades niña y besos.
    Saludos a todos.
    Cactus.

    ResponderEliminar
  9. Esta noche he soñado con este video... ¿Os ha pasado eso a vosotros alguna vez?
    Yo hasta ahora...no. ¿¿ !!

    http://www.youtube.com/watch?v=zJx4x2ulAkE

    ¿Sería por lo de la chica de la playa?

    ¡Un fuerte abrazo! ( y X 4 para Talkin)

    Ananda

    ResponderEliminar
  10. Sueños delatores... Qué ojos tiene Helena Christensen! Envidiables!

    La cabra tira al monte... y las sirenas al mar!

    Gracias por dedicárnosla Luis.

    Siguiendo el debate en la tienduca, estoy con la señora Emilia, nunca creí sobre la posible maldad de las sirenas, aunque sí creo en su canto a la libertad.

    Alejandra, Jajaja! La bata de Lola Flores trae cola... y en cuanto a los sirenos, no sabía yo que era Hitchcock quien te embelesaba a ti! ;-)
    Pues hablando de sirenos, creo que nunca conocí a ninguno con bata de cola, bueno sí, conocí a uno transformista... pero, hablábamos de otra cosa. Sin embargo, conocí a serenos..., serenos de noche! Aquéllos que te abrían la verja para que entrara tu coche cuando regresábamos la familia del fin de semana más tarde de las 11,00h. Como no existían aún los mandos a distancia, ni las llaves esas de plástico... Tenías que bajarte del coche y dar una voz así: Serenoooo! Serenoooo! Y a la tercera ya venía con su manojo de llaves...
    Bueno, y en Cantabria, también existe una leyenda, del “hombre pez”, que además fue a parar a la bahía de Cádiz! Os dejo el enlace por si os interesa:
    http://www.misterio.org.es/leyendas/hombre_pez_de_lierganes.php

    En cuanto a mi madre, puedo decir que es una sirena, a sus casi 79, está deseando ir a la playa sólo por darse el baño diario. Y así hasta el último día que el clima lo permite.
    En su caso, recuerdo que la preocupada fui yo, su hija, cuando una mañana de septiembre avanzado, en la que ya los socorristas habían terminado su contrato laboral, se mete al agua con su particular gorro de flores y al cabo de un rato, dejo de ver el gorro!... Qué pensé? Pues lo peor... Qué acelerón de corazón, y qué carreras por la playa de izquierda a derecha buscando el puñetero gorro! Hasta que de repente, la veo tan pancha recién saliendo ya del agua... Pufff!

    Este verano, por circunstancias aún no se ha estrenado, pero sabiendo lo bien que la sienta, espero que pronto empiece.

    https://www.youtube.com/watch?v=RzK6hZDiZrM

    Más x4 para Talkin! = 31111111108

    Besos y abrazos,

    Nuria

    ResponderEliminar
  11. Jajaja!

    Pues se ha abierto también el debate en casa sobre las sirenas, y Sir Christopher, me advierte que sí! que las sirenas son malas, como las medusas para los griegos me dice...
    Que en tiempos de guerra las usaban para atraer al enemigo con su belleza descomunal, y más cosas...

    En fin, que ya no sé... jajaja!
    Buenas o malas, como en botica, habrá de todo, no?

    Bueno, más besos y abrazos,

    Nuria

    ResponderEliminar
  12. Christopher Walken.
    la escena del rejoj, en Pulp Fiction........... la escena de la ruleta rusa en ,dios, no recuerdo el título..
    dios!
    qué actuación la suya! Merecía mil óscares. Tuve que mirar en la Wikifata.
    The deer hunter. El cazador.
    Traté de recordarla con La noche del cazador, Rober Mitchun y en sus nudillos tatuado LOVE HATE. Pero tampoco me salía el título.

    http://www.youtube.com/watch?v=UQkIHXtEr20


    31111111108
    3 + 8 = 11.
    No soy capaz de contar los unos del número que ha dejado Nuria.
    A partir de 5 palotes es difícil distinguir,... te pierdes.
    por eso los romanos al llegar a 5 escribieron V.
    IIII 4
    V 5

    Al primer vistazo, ¿cuántos palotes hay aquí?
    IIIIIIIIIII
    pues eso.

    suerte X 4, siendo X muy recatado, igual a six six six six
    Eleven anclas.

    -Capitán, la sirena es tartamuda! El mástil se está resquebrajando! ¿Dónde está la cola?

    ¿Vas a pegar el mástil, grumete?? Pero, ¿tú sabes lo que dices?

    -Nooo, yo me refería a la cola de la sirena. Para darle un arponazo en la cola. Les puele pasar el tartamudeo. Radical. Sí.

    Luis, llévate este grumete de aquí. Me está poniendo nervioso.

    (LUIS)) ==>FUERA, GRUMETE, LARGO DE MI BLOG... ¿POR DÓNDE LO TIRO AL MAR, TALKIN? POR ESTRIBOR??

    Por ba ........... ba ......ba...........................ba


    -Acaba, capitán Acab, nos estás atacando de los nervios! Alguien tiene una benzodiazepina por ahí??

    Por ba ........ba...............ba...................ba

    ((NURIA) ===>de repente, siento unas ganas inmensas de estrangular a Talkin,,,,,grrrrrrrrrrrrrr

    - Hazlo, Nuria, estrangúlalo!!!




    aggggggg aggggggg jjjjjjjjj jjj jj j Daisy ♫ jjjjj jj j j j





    ResponderEliminar
  13. Los Sirenos fueron castigados por el rey Lantarón por metomentodos y divulgar en falso la creencia de que sus sirenas eran medusas con aguijón venenoso y las culpables del Triángulo de las Bermundas. Ya se probó con éxito en tierra culpar a las mujeres del envenenamiento masivo de todos los árboles frutales, sobre todo los manzanos, que obligó a nuestros padres a buscarse las papas. El rey Lantarón no consintió que se repitiera tamaña injusticia sexista en sus dominios, el mar.

    Y castigó a todos los Sirenos a deambular por la noche en tierra firme y muy lejos del mar, prestos a abrir todos los portales cuando se les invocara a gritos..

    .- ¡Sirenoooo..!!! ...y el sireno acudía tintineando llaves oxidadas y estridentes , con una concertina desagradable que nada tenía que ver con las dulces melodías de sus compañeras las sirenas. Ese parecía ser el castigo del rey Lantarón..., pero , en realidad, era uno peor, porque lo que peor llevaban los sirenos era ver violado su poder de invisibilidad.

    .- ¡¡Sirenoooo...., la puertaaaa..!! ..Y un triste y alicaído y melancólico y ojeroso sireno justo entonces aparecía.

    Ya no se ven. El rey Lantarón levantóles el castigo y les permitió regresar al mar porque las Sirenas se hicieron republicanas.
    LUIS

    ResponderEliminar