sábado, 31 de diciembre de 2011

DOCE BESOS PROTECTORES



Y otra Nochevieja repoblando las memorias que días tan iguales y años tan distintos talan sin piedad

Esta noche digo mantener la sangre en vilo, ..esta noche y muchas noches más.

Y coser con hilos de esperanza las cosas que importan y que esperan ese momento desgajado del desorden del destino

Digo un año más que llegue con la extensión de nuestra voz, de nuestros amores, de nuestros amigos, de nuestros sueños, listos para otro errático vuelo, listos para perdernos de nuevo

Campanadas tañen el deseo de ser doce alientos frutales y protectores como besos para que esta noche no sea tan fría como las que, sin duda, nos aguardan detrás del calendario por estrenar

Pero esta noche..., esta noche no

sábado, 17 de diciembre de 2011

PEQUEÑA FELICITACION

2012.....hablan del Nuevo Año con sabor de uva pasa, arrugado, envejecido prematuramente, cargado de piedras, con su linaje perdido y ambulante de incertidumbres

Cuando llame a mi puerta lo recibiré con una sonrisa y recogeré sus primeros rayos en una red de instantes y gozos, listo para entender que quizá no venga con muelles ni trampolines, pero viene con lo suficiente en el fondo de su saco: con alimento para mi corazón y mis sentidos, viene con la emoción de ser y sentir un año más, viene con la invitación a salir de la cárcel de las necesidades, las lamentaciones y con propósito de combatir las penas ( un beso muy fuerte, Urlanda, muy pero que muy fuerte para tí), y quizás viene con la esperanza de escuchar el deseo que más le gusta complacer y que nunca pedimos al Año Nuevo: ¿ por qué nunca pedimos el regalo de convertirnos en nosotros mismos y disfrutar de todo lo que por doquier nos rodea y no vemos?

No estoy diciendo que seamos tan ilusos como para ver todo de color de rosa. No, eso no. Eso queda reservado para los casos perdidos como el de aquí abajo


Pero sí os estoy pidiendo que ahora que vamos a tener menos dinero para gastar en caprichos y lujos, ...ahora que vamos a  tener más limpios los oídos y más pura la mirada, seamos capaces ahora del incomparable  redescubrimiento musical de las pequeñas cosas, volver a bailar con ellas.

Ya véis, os deseo cosas pequeñas, el crujido de una madera suelta, el ruido de una hoja de periódico,  existen millones de cositas así, y eso es lo que os deseo y lo único que entiendo como feliz y próspero

FELICES FIESTAS...FELIZ 2012 y un abrazo muy fuerte, Amigos

jueves, 15 de diciembre de 2011

PROXIMAS PESQUISAS DE ZANAHORIO NOHAGONIELHUEVO



Tan faltón siempre, algo por lo que seré juzgado severamente el Día del Juicio Final, le llamo Zanahorio Nohagonielhuevo.

Ya sabéis. Es ese tipo que parece estar siempre posando para el calendario Pirelli, que aparece en el lugar del crimen un poco antes  que la señora de la limpieza , y así como el que viene de un monasterio tibetano de soplar el tubo, con su atildado traje, sus gafas fashion, su cuello TorredePisa  ( los hay cuellos cisne, cuellos vueltos, cuello de botella....; él tiene cuello TorredePisa, siempre escorado a estribor, algunas veces a babor, buf...es que te dan ganas de darle una hostia con la mano abierta cuando alguien te pone la cara tan a mano)

Zanahorio por su pelopaja y Nohagonielhuevo porque el máximo esfuerzo físico que le he visto hacer en un capítulo de su CSI es abrir y cerrar las patillas de sus gafas fashion con sintomático misterio al tiempo que pronuncia algún aforismo que dejaría temblando a Séneca y que ni Carmen Sevilla podría superar, mientras se queda mirando el vuelo de una bandada de patos en el horizonte, fuera de marco.

El caso es que nuestro inefable Horatio no va a correr el riesgo de quedarse parado en tiempos de inmisericorde crisis gracias al Ayuntamiento de Málaga.

Os cuento. Arrellanaros.

El Ayuntamiento de Málaga se propone atajar de raíz el problema de las caquitas caninas sirviéndose de un banco de ADN perruno donde todos los chuchos malagueños tendrán depositada una muestra delatora. Como el DNI, pero en caca. Y una vez que la muestra callejera sea examinada en el laboratorio con técnicas similares a las empleadas para datar a la Sábana Santa, al incívico dueño se le va a cagar la perra, porque será multado con 120 euros por no recoger el desperdicio de su mascota.

Todo esto está muy bien para combatir la falta de urbanidad de los dueños irresponsables.

Pero yo, lo que quiero, es que se someta urgentemente a exhaustivas pruebas de laboratorio las neuronas del político padre de la genial idea. ¡Portento, maestro, genio de tío...! Gracias a él, las catalinas perrunas tienen sus días contados. Sólo hay un problema. La sanción que recairía sobre el dueño del perro sería de 120 euros, y lo que  da su máxima comprensión a la frase hecha " más vale el collar que el perro", es que la analítica de laboratorio cuesta 350 euros.

Como véis, una iniciativa muy acorde con las medidas de austeridad y los recortes presupuestarios que los que cobran de medio kilo al mes párriba mínimo nos aplican con elogiosa sensatez. Ya solo falta comprobar si ese laboratorio pertenece a algún familiar o es de algún amigote, véte a saber....

Es que me imagino al sentencioso Zanahorio Nohagonielhuevo agachándose (¡por fin!) en la escena del crimen, hurgando el mojón con la patilla de sus gafas fashion, olisqueándola, y mientras vuelve a mirar a lo lejos a los patos voladores, pronunciar para la historia algo así:

" dicen que es el mejor amigo del hombre. Pero el dueño de este perro acaba de firmar un contrato con su peor enemigo"

...así, con dos cojones..., mientras suena el desgarrador grito y la estridente musiquilla rockera de su banda sonora...." GUAARRRFGGGFGZZ....CHÁN..CHÁN..CHÁN... AHIGUIL HIL  AIGUACHIMÓN...."


En fin, qué país, amigos, qué país.

martes, 13 de diciembre de 2011

PERDÓN, INIESTA


.- " ¿Qué pasa contigo? Ya no chascarrileas con los Madrí-Barca como antes"..., me ha escrito un buen amigo en un correo

Y es verdad. Aquí, en el blog, me gustaba el cachondeíto con Talkin, Guruput, Ea!, Megustas, Cachorro, Manu,  alguno más que se subía al carro,( hasta el futbolísticamente asexuado Simpulso se apuntaba a la noria) pero sobre todo me gustaba meterme con la cáustica, irreverente y graciosísima Noimporta.

Ese escenario cambió de teatro, ya no existe. Pero es que, además, no tengo ganas de bromear desde que compruebo con estupor cómo se apoya institucionalmente, y además gozando de la simpatía de la hinchada, a un personaje tan gilipollas como Mourinho, un chulo que ejerce de psicológico Padrino coppoliano en los vestuarios y que no duda en montar numeritos cirquenses nada espontáneos como , por ejemplo, meter el dedo en el ojo a alguien que sólo le va a contestar con un empujoncillo para repelerle. Me gustaría saber si Mourinho hubiera tenido cojones de hacerle lo mismo a, yo que sé, un Stoikov o un Migueli. Yo creo que no le hubieran quedado más ganas de hacerse el graciosillo. Un tipo, un entrenador, que ante el espectáculo futbolístico ofrecido por los jugadores del Barca apela al factor "suerte" para justificar una derrota clamorosa. Reconocer una neta superioridad del rival se ve que causa sarpullidos.

El deporte no sirve únicamente para marcarse objetivos, fomentar el espíritu de superación y perseguir éxitos. También sirve para conocer tus límites, aprender de quien lo hace mejor que tú y sirve para adquirir el hábito de la calidad y la madurez que te da el ser humilde. Digo humilde, no servil, ni derrotista, ni acomplejado ni falsamente modesto.

Humildad como primer paso para aprender de tus errores. Predisposición para aprender de quien es mejor. Está claro que Mourinho no quiere aprender de Guadiola, que siempre innova, esta vez poniendo a Alexis de falso nueve, el mismo que le hizo el roto definitivo al Madrí.

No es solo la petulancia de un entrenador lo que me abochorna de mi equipo. Otra cosa que lo hizo tuvo al público como responsable de la indignación que sentí. Fue cuando Guadiola sentó a Iniesta, que fue el mejor jugador del encuentro, que dio otra lección magistral de visión de juego, toque de balón y contención del juego contrario. Si hay un jugador que personifica la humildad en toda su espléndida dimensión, ése es Andrés Iniesta.

Me gustan las personas, pero odio a la gente, la turba, la gentuza. Esa masa despreciable en la que lo macabro, lo cobarde, lo injusto y lo agresivo se apoya siempre para poner de relieve lo peor de la condición humana. Iniesta se retiraba del campo, el pequeño jugador con su inconfundible óvalo facial e infantil clareado de luna llena no defraudó. Es un jugador diferente: acaba y da pausa, Desatasca el juego como nadie y limpia su zona de rivales que da gusto. Es menos explosivo que el gran Messi, menos autoritario que el orfeón donostiarra que tiene Xavi en sus botas, pero sus jugadas son siempre un toque de batuta que pone en guardia los instrumentos de viento del Barcelona. Estuvo genial Iniesta.

Cuando este jugador que nos dio con su gol nada más y nada menos que todo un Mundial ( junto con Casillas, que lo paró todo) , este jugador al que nunca se le ocurrirá meter el dedo en el ojo a nadie, cuando se retiró del terreno de juego una jauría de gargantas envenenadas prorrumpió en gritos de " Iniesta muérete".

Ya íbamos perdiendo 1-3 y quedaban algunos minutos para la finalización del partido.

"¡Iniesta, muérete!"...a Iniesta, nuestro Iniesta, no solo del Barca y de los catalanes, un jugador patrimonio de todos a los que nos gusta el buen fútbol y de todos a los que nos gustan las buenas personas...ese grito coral y despreciable fue suficiente: me levanté del sofá y apagué la tele.

Dudo mucho que a Iniesta le llegue la necesidad que tengo, como madridista, de reparar de alguna forma la ofensa moral que sufrió en un Bernabéu irreconocible, pero lo voy a hacer.

Mira, chiquitín genial, si me lees quiero que te llegue a voz en grito mi admiración incondicional por tu calidad futbolística, por el plantel de compañeros con los que interactúas tan a la perfección, y también por lo que representa tu mayor fortaleza y cualidad como ser humano: por tu humildad cálida, auténtica y cercana que evidencia y pone en ridículo mejor que cualquier otra cosa que la soberbia y la chulería  tengan más posibilidad de perdurar en la memoria.

De Mourinho no se va a acordar nadie dentro de quince años.

Iniesta siempre estará en el corazón y la retina de los buenos aficionados al fútbol y de los buenos aficionados a las bellas personas.

viernes, 9 de diciembre de 2011

DOS INDIOS EN MARBELLA


Engañado como las flores de un espejismo. Como un pez efímero en tierra infecunda. Como un día que muere antes de la hora señalada. Como un libro en un banco, abierto y olvidado. Ví su desconsuelo. Un desconsuelo que no sabe luchar contra la utopía ni sabe reciclarse en el glorificado lujo de los ricos. Él, que solo necesitaba aire y libertad, su princesa y la fogata de su tribu, vive vigilando el jugo gástrico de transeúntes ávidos de compras ¡Qué perverso es el exotismo del consumo! Aún de madera barnizada y de fantástica quimera, cómo me llegó su tristeza quebrajada por el llanto de los inocentes seres traicionados Observé su rostro, cerré los ojos y con imperante voz le invité a viajar juntos sin gestos de dolor hasta que el rumor de su pradera convirtiera su digna estampa en un rayo de sol que obrara el milagro de Pinocho: devolverle la vida. Su vida .Aquella vida en la que solo era necesario mirar con los ojos y dejarse bañar por el misterio infinito de la naturaleza

.-¡Luisssss! ¿Qué haces embobáo con el muñeco? Deja de hacer el indio y ven pálacaja y saca la tarjeta, que hay que pagar!

jueves, 1 de diciembre de 2011

CONTRA EL FRIO


Combatir el frío con otra cosa que no es una estufa, una mesa camilla, un polar o unos guantes de lana
Combatir el frío con cavernícolas artes brotando chispas que chamuscan la soledad y la ahuyentan, con calor de alas de libélula frotándose contra otras alitas, con fusión de cuerpos en cosmos compartidos, planetas con calor de madera y oxígeno que colorean mejillas con caricias furtivas como asteroides...Reconozcamos que no hemos nacido para pasar frío y que acurrucarse en la piel de otro fue más importante para la especie humana que inventar el fuego.

lunes, 28 de noviembre de 2011

UN BESO REDONDO Y GRANDE



Surgió de la blancura
Un rostro tan hermoso…
Tan hermoso…
Una cara que llevaba
Ángeles esculpidos
Ángulos como toboganes
Por donde la mirada
Deslizaba su admiración
Como si las pupilas
Fueran niños
En ella clavé mis ojos
y un beso sin pincel,
rimas ni colores,
escapó de mis labios
Como de un establo
Un salvaje corcel
No se enteró nadie
Nadie se enteró
Del temblor de un beso
Redondo y grande
Estaba solo
Me mordí los labios
Y me bebí su sangre

viernes, 25 de noviembre de 2011

AQUEL AMOR QUE SOÑÉ ( y que nunca conseguí)

Después de cinco años en una institución masculina escolar estudiando FP, amasando un romanticismo totalmente anacrónico ya por esas fechas por culpa de Galdós y Hesse, recalé al fin en un instituto mixto donde al fin poner en práctica mi refinada facilidad para enamorarme a primera vista de la primera compañera que me recordase a Marianela, Fortunata, Jacinta o Gertrudis.

Antes había sucumbido al tímido enamoramiento adolescente hacia una compañera de trabajo, pero supongo que los horarios dispares y el hecho de verme trabajar en pantalón corto con flecos escoceses no contribuía mucho al atrezzo indispensable para el desarrollo de una buena historia de amor.

Con el tiempo, este amor adolescente se convirtió en lo que es hoy día: un vínculo de amistad y complicidad indestructible, aderezado por el condimento de un pasado común en una fase de la vida que te convierte en lo que vas a ser para el resto de ella.

.- Qué valientes fuimos, Luis
.- Qué valientes, ya lo creo, Conchi

...huerfanitos trabajando para sus respectivas familias numerosas, fuimos con catorce años los últimos vestigios de la literatura dickensiana.

Tras nueve años hombro con hombro sudando la gota gorda en ese horno industrial e infernal donde, sin embargo, fui tan feliz, la vida comenzó a hacer de las suyas y separó nuestros destinos como el que corta una sandía por la mitad.

A otro nivel, en el escolar, y atolondrado perdido como estaba, quise probar la clase de amor que había descubierto en las grandes novelas que por entonces empezaba a devorar con hambre sentimental atrasada. Y cómo no, caí redondo al primer día de clase en el instituto mixto debido a un problema congénito al parecer incurable: el amor a primera vista me convierte en una de sus víctimas predilectas. Tengo cincuenta y dos años y todavía voy por la vida con tal carga de estupidez colgando de mis alforjas sentimentales que el platonismo amoroso hace conmigo pim-pam-pum-fuego cada vez que quiere. Menos mal que mi pareja hala de la cuerda y no deja que el hombre-globo se pierda entre nubes

¡La de amores platónicos que han convertido mis sueños en una deliciosa y penosa cárcel! Y lo mucho que me ha costado con alguno de ellos zafarme de su obsesión. Pero, al final, puede más mi rebeldía a dejarme dominar por ningún vicio, por niguna obsesión, por ningún espejismo y por ahí me libro de acabar convertido en una piltrafilla humana.

¿Cómo no iba a fijarme en su reluciente cabellera rubia, en sus ojos grises, en sus formas tan volubles, en su sonrisa radiante y en esos labios de caramelito? Lo de los labios en las mujeres me lo tengo que hacer mirar por un médico. Era de una esbeltez deslumbrante. Se llamaba Marina y cometí el error de mirarle a los ojos, cayendo fulminado al instante.

Por si fuera poco, al término de una clase, va y se le ocurre la temeridad de alimentar mi ego de machito vanidoso...."oye, que me ha gustado mucho tu redacción" . Ya no me acuerdo de qué iba la redacción, psshh, alguna redacción sobre cualquier cosa en la que lo único que había que demostrar era que sabías juntar tres frases, porque por entonces de lo único que entendía era de hacer ensaimadas y panquemados.

¡La jodimos! Me pasé las semanas siguientes aturdido por su cercanía en clase, afiebrado, ardiendo cada vez que me miraba con ráfagas arrebatadoras. Comencé a desarrollar el arte de imaginar las cosas, sorprendido por ese virtuosismo infuso que me había regalado la madre naturaleza y que domino hasta el punto de que soy capaz de programar mis sueños nocturnos. Si no queréis creerme, no lo hagáis, pero os digo que esta facultad la domino como Pavarotti dominaba un aria, y también os digo que , sin llegar a ser una maldición, tampoco es un dulce, porque por mucho que duerma y sueñe el reloj no entiende de otras vidas, otros mundos, y su cabrona alarma no perdona.

Me tenía loco esta niña. Al cole me llevaba la pasta y el cepillo de dientes por lo que pudiera pasar. Todo el día masticando pippermint. Así pasaron varias semanas más hasta que en un recreo Marina se me acercó y sin anestesia me dijo que quería que acudiera por la tarde a tal hora a un sitio concreto del polígino industrial de Alboraya

¡Así que iba a ser en un desierto polígono industrial donde íbamos a probar por fin las mieles del amor apasionado, donde se estrenarían nuestras impacientes y atrevidas caricias, donde estremeceríamos nuestros cuerpos hasta destilar elixir de dioses! ..Me admiré de la capacidad logística de Marina. Sin duda, era el sito más discreto y apropiado: un picadero en toda regla.

Conmovido hasta los huesos y devorado por la impaciencia transcurrieron las siguientes horas hasta el encuentro. Estaba como derribado por un sentimiento cortante e indómito como una espada que me llenaba de sangre caliente la boca, sepultado bajo toneladas de amor idealizado. Mi destino era Marina y estaba trazado desde nuestro nacimiento.

Cuando acudí más que puntual a la cita ya ella me estaba esperando. Un río de lava ardiente me recorrió por dentro, me flaquearon los huesos y el reflejo de su cabellera me quemaba los ojos: estaba definitivamente preparado para sumergirme en la perdición de lo inevitable, en lo que los siglos llevaban preparando desde el origen de los tiempos.

Me cogió de la manó.., me condujo hasta una pequeña puerta lateral de la gran nave industrial, me hizo pasar dentro y..........................................................................., sentados en círculo se hallaban unas veinte personas de todas las edades que hicieron coincidir sus miradas sobre mi persona al entrar

.- Este es mi compañero Luis Fernández del que ya os he hablado, el que trabaja por las noches.."

Acto seguido, me ofrecieron una silla y me invitaron a formar parte del círculo.

Las siguientes dos horas me las tiré cantando "Señor, me has mirado a los ojos..." y " Hoshanna, gloria al Señor" y otras salmodias parecidas, entre miradas iluminadas, sonrisas beatíficas y tocando las palmas como Peret de vez en cuando.

¡Luis Fernández quería morirse, qué desastre!..¡La madre que parió a Marina!

Creo que repudio todas las religiones desde entonces. Essaldir nos comentaba que, ante las experiencias terribles, tenemos que esforzarnos en encontrar sentidos prácticos o, al menos, espirituales.

Por mi parte bien que lo hice, porque descubrí que los amores platónicos son todos una putada, y aunque de vez en cuando sigan asaltando mi imaginación calenturienta, no pierdo de vista que son, ante todo, una broma de mal gusto, una p-u-t-a-d-a. Mi tiré el resto del curso evitando a Marina y después de esa experiencia mariana estuve mucho tiempo sin mirarme al espejo y creo que, tanto tiempo después, aún se  nota la cara de pendejo y de imbécil que se le ha quedado a Luis Fernández de forma indeleble desde esa tarde de mayo de 1978 en el polígono industrial de Alboraya, el pueblo de la horchata valenciana.

¡Y tanto que se me quedó la sangre de horchata coagulada y la chufa chafá!

miércoles, 23 de noviembre de 2011

LOS DIENTES DEL ARREPENTIMIENTO




Charles McVay se suicidó veintitrés años después.

Mochsitura Hashimoto, después de enteresarse bien de lo sucedido, vivió recluido en un monasterio sintoísta hasta su muerte.

El arrepentimiento es un sentimiento que corroe el alma tan ácidamente, con tal voracidad acusadora, que liquida una capa tras otra de pretextos o justificaciones hasta dejar los doloridos nervios de la autoestima en constante fricción con los dientes de una sierra. Es el dolor de tímpano del alma. Un incesante y corrosivo goteo que surge de un recuerdo tan inolvidable como verdugo y despiadado.

Pero hasta el arrepentimiento, que parece ser la última e inviolable forma que le queda a la vida para impartir justicia, hasta con el arrepentimiento la vida puede ser tremendamente injusta.

Esta es una historia tremenda sobre la que me cuesta mucho escribir, pero quiero hacerlo ya de una vez porque se ha apoderado tantas veces de mis peores sueños que quiero probar si escribiendo sobre ese suceso consigo exorcizar mis demonios. Una historia real en la que no alcanzo  a imaginar el sufrimiento que devoró a estos dos hombres como un tiburón desgarra carne.

Imaginaros una hora flotando en el agua. Una hora. ¿Ya? Bien.

Ahora imaginaros que no estáis sólos flotando en el agua tras un naufragio provocado por un torpedo enemigo. Que estáis en compañía de mil cien compañeros más, compañeros unidos por el sentimiento de hermandad que sólo sabe despertar el enfrentamiento común ante el peligro y la convivencia forzosa en el reducido espacio de un barco militar durante cuatro largos años. No son desconocidos, son casi tus hermanos, tus hermanos de sangre.

¿Es suficientemente trágica la escena? No. Vamos a hacer que las circunstancias incorporen a la desgracia de un naufragio un elemento macabro de película de terror. Tú y tus mil cien compañeros y amigos flotáis en medio de un mar infestado de tiburones de esos que miden a partir de cuatro metros. Y que esos depredadores marinos, inocentemente fieles a su instinto animal y a su necesidad de alimentarse de presas fáciles, comienzan a despedazar uno por uno como si esos animales jugaran a una ruleta china, al alimón.

Como especie animal el hombre ha sido capaz de pisar la Luna, algo que ningún otro animal ha conseguido, pero qué frágiles, vulnerables e indefensos somos en igualdad de condiciones, flotando con lo puesto en medio del océano, exactamente igual que la manada de tiburones.

Y así una hora
Y otra

Y otra, otra más, ...entre una sordina de gritos de pánico y enloquecidos chapoteos de aletas.

De los mil cien infortunados sólo sobrevivieron algo más de trescientos. Y nada me extraña que durante los primeros momentos, las primeras horas, todos rezaran para no ser la próxima víctima, el siguiente bocado. Comenzaron rezando para sobrevivir en medio de una pesadilla, pero esta pesadilla fue tan dantesca, tan abrumadora y desgarró tanto la capacidad de resistencia humana, que el rezo acabó convirtiéndose en una implorante súplica al cielo para ser el próximo y poner así fin al tormento de la incertidumbre mortal.

¿Y sabéis por qué? Y esto es lo que me cuesta imaginar, esto es lo que desborda mi comprensión: porque no fue una hora, ni dos ni tres ni cuatro. Fueron cinco días, cinco días con sus cinco noches hasta que fueron rescatados los supervivientes.

Ese barco se trataba del Indianápolis. Su capitán se llamaba Charles Macvay .Sobrevivió, pero sólo para enfrentarse a un Consejo de Guerra acusado de negligencia. Humillado por haber sido degradado y, sobre todo, atormentado por un sentimiento de responsabilidad, se quitó la vida en 1968. Posteriores investigaciones desenterraron la historia verdadera de la aciaga suerte que corrió el Indianápolis. McVay fue el chivo expiatorio de los errores cometidos por otros, los listos de siempre que se levantan por la mañana pensando ya a quién echar la culpa de sus errores. Ese barco transportó el cubo de plutonio con el que armarían la bomba atómica que fue arrojada sobre Hiroshima. Nadie sabía qué contenía la enigmática caja, ni siquiera McVay. En el viaje de ida iba escoltado por un convoy de destructores que le hacían de barrera contra la amenaza de los submarinos nipones. Pero una vez que hizo la entrega, no le fue autorizada una mínima escolta para regresar a su base pese a que no contaba con aparatos de detección submarina. Su única defensa consistió en navegar en zig-zag, tal como le aconsejaron sus superiores que hiciera. Al final, de eso mismo le acusaron en el consejo de guerra porque suponía ralentizar la marcha y facilitar la puntería de los submarinos.

Mochsitura Hashimoto era un oficial japonés imbuido de lo que esta admirable nación posee a espuertas: sentido del deber. Y su deber era hundifr el máximo número de barcos enemigos. Pero no era lo único que tenía sobradamente. También tenía humanidad y capacidad de reflexión. Con su orden de torpedear ese barco provocó a mil cien seres humanos un horror inimaginable. Y lo que más atormentó seguro a Hashimoto es que esa fatídica orden la dio un 29 de julio de 1945. Diez días después....¡diez días...! ..Japón se rindió. Cuando este comandante de submarinos conoció los pormenores del suceso, ingresó en un monasterio sintoísta para no salir más de ahí en lo que le quedó de vida.

Este es el final de las guerras, de todas las guerras. Unas naciones las ganan, otras las pierden. Pero para quienes han participado en ellas y conservan un pequeño resquicio de humanidad y conciencia, para ellos que podríamos ser cualquiera de nosotros...sólo queda el arrepentimiento.

domingo, 20 de noviembre de 2011

GRIS Y ROJO


Presagio de luz
entre grises y rojos 
de pureza
robaron mis pupilas soñadoras
y el oscuro vislumbrado de las sombras
retorné a la morada donde nace:
la belleza


martes, 15 de noviembre de 2011

LA BOLSA NO ES LA VIDA

Era el santo y seña de los salteadores de caminos de la campiña inglesa, de los forajidos del oeste americano, de los bandoleros de Sierra Morena. Embozados tras un pañuelo escupían esa lapidaria frase con la que amenazaban a sus víctimas: "¡ LA BOLSA O LA VIDA!" Reconozco que algunos me han subyugado por su estilo y sus aventuras románticas. Los hermanos Jesse y Frank James, nuestro ínclito Jose María el Tempranillo, los guaperas Butch Cassidy y Sundace Kid, el revolucionario Joaquín Murrieta. Eran elegantes atracando y no causaban víctimas innecesariamente. Sólo atracaban bancos y diligencias con gente de fortuna. Este empeño por apropiarse de bolsas ajenas les costó la vida a todos los citados menos a Frank James, que tuvo la suficiente inteligencia de retirarse a tiempo. Y en el ámbito literario o cinematográfico ya ni os cuento lo bien que nos puede caer un Belmondo con su Scaramouche o Robin Hodd.

La bolsa o la vida

Ha quedado claro ya cuál de las dos cosas ha prevalecido

La Bolsa.

Antes, los ritos litúrgicos se impartían en latín como una forma de acentuar la ignorancia de la plebe y mantener a raya las distancias con el pueblo. Hasta que llegó Lutero y su Reforma y se impuso, al menos, que la gente pudiera rezar el padrenuestro comprensiblemente en su propio idioma. Ahora nos ahogamos con otro latín, con un lenguaje que continuamente nos está recordando que somos tontos e ignorantes, una críptica liturgia de la nueva religión: letras del tesoro, bonos, primas de riesgo, fondos tóxicos, opciones, obligaciones, pignoraciones, acciones, participaciones en sociedades, depósitos, cuentas volátiles, transferencias de valores....y cientos de cosas más. Para volverse loco.

Creía que la economía estaba constituida por la suma de todos los servicios y mercancías que se producen en mi país. Que son los huevos que ponen las gallinas en las granjas, los cerdos de montanera, los espetos de sardinas de la Costa del Sol, el billete del metro, los ocho días dorados del Corte Inglés, la entrada al Museo del Prado y los chupa-chups que vendemos a Rusia. Pero resulta que no, que andaba equivocado. La economía es una cosa que se decide en la Bolsa. Ahí las mercancías y los servicios no valen un pimiento, sino otros valores. Es un antro elitista controlado por una especie de sumos sacerdotes que deciden que una empresa de berberechos hoy vale cien millones, pero dentro de veinticuatro horas no vale una mierda y tiene que cerrar y echar a la calle a todos sus trabajadores aunque se hayan tirado cincuenta años demostrando eficacia productiva y rentabilidad más que suficiente para retroalimentarse y ampliar su negocio.

Pero es que la Bolsa ya no se conforma con el derecho divino de decidir qué sector o qué empresa se carga, sino que ya se atreve descarada e impunemente a derribar gobiernos enteros. Si el derechista Berlusconi no corta bien el césped donde los jugadores de Bolsa tienen que hacer correr su pelota, a tumbarle se ha dicho, lo merezca o no (hombre, en el caso de Silvio, hasta dos ostias se merece). Y no entienden de ideología. Si el socialista Zapatero resulta que es tonto del culo y despilfarra los fondos del Estado en cheques-bebé, planescé de dudosa necesidad, aeropuertos con tráfico de un avión al día, eres para vagos y simpatizantes, etc, etc..etc....., demostrandeo una y otra vez que no sabe de qué va la película...¡pues leña al mono hasta derribarle! Nunca se había atrevido a tanto la Bolsa. Las ratas financieras con sus especulaciones invisibles e irreales, con sus vuelos fantasmales de un sitio a otro según su conveniencia y su voracidad de ganancias rápidas, ponen de manifiesto algo indiscutible: son los amos y señores y no dudan en derribar gobiernos (preferentemente gobernados por tontoelhabas que no saben protegerse de sus manejos) para satisfacer el ánimo de lucro de sus clientes. Yo, que también soy tonto del culo, voy a retirar este próximo domingo mi confianza en Zapatero porque ha caído en la trampa que le han tendido de la forma más ridícula que imaginar pudiérase, alardeando hasta hace poco de no sé qué de pertenecer a la Champion League, de dar lecciones a Sarkozy y de no sé cuántas manos de póker más. Con su papanatismo no ha hecho sino agravar las consecuencias de una crisis artificial provocada por las ratas bursátiles. No me extraña nada que el Ministro Solbes, gran experto en economía, se diera el piro harto de hacer razonar a Búbu Zapatero que estaba metiendo a España en un grave aprieto si no cortaba de raíz con las generosidades demagógicas

Yo, y tú, y tú también, hemos sido buenos marineros con nuestra conducta cívica y el religioso pago de nuestros impuestos, pero lo mínimo que se puede pedir a un gobernante es lo mismo que a un buen capitán de goleta, que capee bien el temporal y no nos conduzca al Mar de los Sargazos, o peor aún, nos haga chocar contra un iceberg y sigamos la estela del Titanic.

Confieso que estoy indeciso. De aquí al día 20 todavía tengo tiempo para pensar bien qué voto es el que más daño hace a los modernos y nada románticos salteadores de caminos: ladrones, estafadores, especuladores y demás pelaje pirata de alfombra y parquet. Con la inestimable colaboración de políticos incapaces o corruptos, son los grandes beneficiados del río revuelto en el que nos hallamos. Una ralea infumable de psicópatas codiciosos ajenos al sufrimiento humano. Pero, claro, todo esto lo digo desde mi ignorancia supina, porque más de un jugador de Bolsa me refriega que no tengo ni idea de macroeconomía.

Sé que mi voto es un grano de arroz lanzado a través de un canutillo de boli bic. Pero, caráy, una vez en el instituto nos pusimos de acuerdo todos en soplar a la vez el canutillo contra el gorila lomo plateado y abusón y logramos arrinconarle.

Puedes engañarte pensando que la política y todo lo que mueve es tan apestosa que es mejor protegerse de ella tras el pasamontañas del pasotismo, tras nuestro individualismo y nuestro criterio privilegiado. Pero estoy seguro de que, aún siendo una actitud respetable, es un error porque la política prescribe nuestra vida cotidiana hasta en el menor de nuestros movimientos, hasta en el papel higiénico que usamos. Esa actitud es incluso un poquito cómplice.

Por favor, te pido que tú también soples el canutillo y lances tu granito de arroz contra el gorila lomo plateado abusón y psicópata que todavía no se ha enterado de que la Bolsa no es la vida.

martes, 8 de noviembre de 2011

EL HILO DE SUS OJOS


      Ella sabe -de tanto oírme-                              
El lenguaje en el que hablo

Y sabe ser roble, sauce, lirio
...casi cualquier flor
...casi cualquier árbol


Sopla mi nombre
Y guarda mi letra
Y florece al mundo
Al sonreír

Como oro molido
Con filo de lumbre
Vierto en un tamiz
Años juntos
Nuestra edad imprevista
Y desde el fondo
Relucen inextinguibles
nuestros resplandores mejores

Tantos momentos dorados

Como un sonido repetido
Al que ya no prestas atención
La pasión se arrincona…
Pero no importa
Porque me gusta más
ahora
Presentir con ella
La noche en calma
O la noche negra si
Si es que acaso llora
Y sorprendernos
De su penumbra
Abrazada y silenciosa
Mientras un sol tibio
Y cómplice
Camina por delante
Repitiendo un día más
La mentira más grande

con sospechosa constancia:
Que lo mejor sea para siempre
Y que parezca no tener
Nunca importancia
 
Y sabe ser roble,
sauce, lirio,
Sombra y fruto
Y mover la rama justa
Cada vez que le hablo
Porque ella sabe ser
casi cualquier flor
Sabe ser
casi cualquier árbol


viernes, 4 de noviembre de 2011

PACO


No existe la necesidad de ser instruido en los cascabeles de lo mágico. Ni tampoco formar parte de un círculo esotérico para atravesar el espejo de Alicia. Vivir al grito sordo de sí, sí, sí a la vida,.... siempre sí a la Vida.

Solo basta con saber mirar a los ojos , con saber atribuir colores a la naturaleza, ver bailar a las manzanas y mirar agitarse los penachos de las palmeras silbando sus mensajes musicales, escalar con pies desnudos las montañas y dejar sonar una guitarra con sonidos que descubren las verdades


Dedicado a Paco de Lucía


GRACIAS



miércoles, 2 de noviembre de 2011

PAT, CON AROMA A MAR



Yo ví una hoguera en el agua
Un arco iris de nácar
Una espiral arrebatada
Una salvaje melena
De fronda marina auroleada

Ví abrirse las entrañas
Al callado tiempo
Y engendrar en un segundo
El regreso al sueño
De un momento

Una llamarada escurridiza
Con sabor a beso en la boca
Un puro deseo
Un hechizo
Que no pudo atrapar
La luna de mis dedos

Yo vi una hoguera en el agua
Una primaveral flor mojada
Un círculo encantado
Un licor de silencio
Disolviendo la magia
Entre el horizonte
Y el cielo

lunes, 24 de octubre de 2011

HASTA PRONTO

Voy a estar missing no sé cuánto tiempo porque voy a opositar a modelo para sesiones con estudiantes de Bellas Artes. En serio, por razones de estudio y oposiciones y esa clase de cosillas que te absorben mucho si no quieres hacer el ridículo ante un tribunal examinador.

Un abrazo muy fuerte para todos y espero que, el día del examen, no me ocurra lo mismo que cuando de verdad me presenté a la oposición para modelo de efebo corintio
.

viernes, 21 de octubre de 2011

QUEDA


Queda por ver
cuán carnívoro
es el olvido
Cómo arraiga
a dentelladas
en silencios
y paradas de autobús
Mientras te estruja
un paréntesis molesto,
una espera
con sabor a tiempo muerto
que no deja pasar de largo
la tristeza

Queda por ver
si amarte
por encima de cualquiera
servirá para cubrirme
en noches de tormenta
y si me dejará recordar,
recordar siquiera,
aquellos días
fabricados
con la suave textura
de la cera

( dedicado a mi amiga Vicky)

martes, 18 de octubre de 2011

MIGUEL ANGEL


¿Se puede escribir acerca de un genio absoluto sin que todo lo que se escriba sobre él le esboce en su ultraterrenal rostro una mueca de conmiseración?

El género biográfico es uno de mis predilectos a la hora de escoger mis lecturas. Encuentro un enorme placer en la aventura y el atrevimiento de ciertos autores que intentan desvelarnos los entresijos más ocultos de la personalidad y las motivaciones de un genio. Son simples intentonas esforzadas y meritorias si se acompañan de una buena dosis de documentación, pero lo que no puede faltar en una biografía que aspire a mostrar pálidamente algún reflejo verdadero de una persona genial, es la identificación, la empatía. Debe ocurrir lo mismo que ocurre con el amor. O te sientes arrebatado irracionalmente por un sentimiento de atracción que la mente sola no es capaz de descifrar, o no atraviesas la corteza de las apariencias.

Todos conocéis a Miguel Angel. Este post no va de mostrar que sé dónde nació, al servicio del noble al que sirvió, que conozco el emplazamiento exacto de sus principales esculturas, su condición sexual, sus enfermedades crónicas, sus amantes, cuántos años tardó en decorar la Capilla Sixtina, las secuelas físicas que le dejaron para siempre, lo cascarrabias que era con todo el mundo incluído el Papa Julio II, al que mandaba a la porra cada vez que le preguntaba cuándo iba a acabar su obra, lo burlón que fue con la ortodoxia católica que abominaba en secreto como el peor de los relapsos , como Leonardo, como El Bosco, sin que la Inquisición pudiera imaginar siquiera que todo el credo católico estaba siendo ridiculizado mediante el inigualable arte de un genio, que vivió cincuenta años más de lo que normalmente vivían sus contemporáneos, que solo se autorretrataba con formas grotestas en señal de estéril protesta por el mundo en que vivió, opulento y corrupto, no muy diferente del actual nuestro.

Quiero , quisiera haceros partícipes de la abducción absoluta que sentí una tarde de septiembre bajo la cúpula de la Capilla Sixtina, con el cuello mirando al techo, hasta que los tendones no podían más y reclamaban su posición normal. Con el cuello así y tumbado en vertical estuvo Miguel Angel cuatro años seguidos , cayéndole abrasiva pintura en los ojos cada dos por tres, hasta hacerle perder la vista, y si de verdad era tan gruñón y blasfemo en sus expresiones, hasta me lo imagino cagándose en Dios cuando sentía el contacto pegajoso de la pintura en sus ojos mientras pintaba a…Dios dándole la mano a su hijo mientras que sus aprendices y también los cardenales boquiabiertos que desde abajo le espiaban escandalizados por sus desnudos se santiguaban.

Antes de entrar en la Capilla Sixtina, venía de contemplar la cúpula de la Basílica, hecha en su mayor parte por él. Poco después, me extasié con la expresión en mármol de la cara de una jovencísima Virgen en su Piedad. Una madre de aspecto mucho más juvenil que su yerto hijo en brazos ( una forma subrepticia que tuvo Miguel Angel de opinar visualmente acerca de la virginidad de María." Sí, virgen, pero con esa edad y no más"). A continuación, la Capilla...“ Y…ahora, esto., me dije. ¡Apaga y vámonos! ¿Y todo esto lo ha hecho un solo hombre?". Pues me sentí como se siente uno tumbado una noche oscura de agosto en la playa contemplando el manto del firmamento: me sentí una cucarachita en comparación con un ser así. Pero me sentí bien, porque Miguel Angel logró contactar perfectamente conmigo a través de sus obras de arte. Se produjo la ignición de cariño y empatía. Y no era al único al que le ocurría. A mi alrededor habían hombres y mujeres llorando, absortos, mudos de emoción. Algunos lo estarían por cuestiones de identificación religiosa, otros, como yo, sólo sentían el impacto de un poderoso lenguaje que me hablaba de la divinidad , no de los dioses inventados, sino de los hombres atormentados por su búsqueda de la perfección , la inmortalidad y la belleza.

¿Qué es un genio? Me gustaría poder definirlo de manera sencilla, sin rebuscamientos . Creo que a lo largo de nuestra vida rozamos alguna vez la genialidad. Todos, y muchas veces sin darnos ni siquiera cuenta. Miguel Angel lo fue porque dominó con virtuosismo técnico una serie de habilidades manuales y matemáticas solo al alcance de cinco o seis personas desde que la Humanidad es la humanidad.

Pero lo fue , sobre todo, porque fue dueño de su vida, fue dueño de sus sueños, de su presente, porque arrancó todas las sombras que pudo a la luz, porque buscó y buscó con mecánicas sensuales hasta hallar el prodigio, porque se atrevió a desafiar su porvenir, porque descubrió con tormento y pesar la maravilla que somos y se lanzó a la conquista de su destino y halló la manera de compartirlo con todos sus semejantes por los siglos de los siglos.

Por eso fue un genio. Tanto, que si es verdad que Dios existe, a Miguel Angel es de los pocos a los que no pedirá penitencia porque se haya cagado en Él ochenta mil veces. Seguirá Dios en deuda con él.


jueves, 13 de octubre de 2011

PROPORCIONES ÁUREAS

Como no sé por dónde empezar con lo del viaje a Italia, pues nada, en plan anárquico total y de a poco a poco, según vaya subiendo fotos, iré comentándolas. Así no se hace demasiado pesado y os doy tiempo a debatir conmigo lo que queráis, sobre todo lo de las proporciones áureas. Empezamos

Para abrir boca, nada más entrar a los Museos Vaticanos, nos encontramos con este señor, castigado por los dioses griegos, por chivato, a ser estrangulado junto con sus hijos ( ¿qué culpa tendrán los pobres?). Laocoonte se quería ir de la lengua largando a Príamo que el Caballo de Troya llevaba inquilinos en la tripilla, pero los dioses griegos le enviaron un recadito antes de que hiciera llegar la noticia al rey troyano. Y nada de que es una escultura de Miguel Angel, tan parecida en su perfección técnica a su Moisés, como escuché a más de un listillo. Esa maravilla escultórica es del siglo I, y cómo no va a recordar a Miguel Angel, si él mismo cuenta que nada le ha impactado e inspirado tanto como el sr. Laocoonte.


En la escalinata que se ve al fondo con columnas corintias, es donde las autoridades vaticanas estiman que los turistas que han acoquinado quince euros por barba se merecen las explicaciones previas por parte de los guías, antes de entrar a los Museos Vaticanos. Da lo mismo que sea verano o invierno. A joderse toca. No existe un centro de recepción de visitantes adecuado que proteja de las inclemencias. Y eso que el Vaticano recibe cuarenta visitantes por minuto. Multiplicad lo que gana sólo por ese concepto. Como estoy hecho la calculadora humana, os lo digo ya: 600 euros por minuto. Joder, pues yo también soy una obra de arte y cobro mucho más barato. Este patio se llama el Patio de la Piña, por una piña para el niño y la niña que no se ve en la foto porque está a mis espaldas. Lo que sí se ve es la Esfera de Pomodoro o Comodoro, no sé, algo terminado en doro, un escultor modernista que donó esa esfera tan curiosa al Vaticano, por si se quedaba sin obras de arte. Al fondo, la cúpula de San Pedro construida principalmente por Miguel Angel, que aparte de ser escultor, era pintor, arquitecto, poeta, diseccionador de cadáveres, dominaba tres idiomas, sabía word-perfect, experto en Windows 7 y creador de la espada láser de Owi Wan Kenobi e incluso Pablo Motos le ha querido contratar para que forme parte del equipo del Hormiguero y sus experimentos. Bueno, Miguel Angel merece un post él solito, porque me impresionó de veras. ¡Vaya tres nacieron con pocos años de diferencia!: Leonardo, Miguel Angel, y Rafael D'Urbino.

Las donaciones.....El Vaticano y la Iglesia Católica en general, en menor medida las demás confesiones religiosas, son, sin parangón, un emporio artístico y un imperio económico gracias a ellas. El negocio, durante muuuuuuchos siglos, ha funcionado así: si tú me cedes tus posesiones terrenales y tus obras de arte, yo te absuelvo en nombre de Nuestro Señor de todos tus pecados y te entrego tarjeta vip para entrar en el Cielo. Os digo yo que el emperador Constantino fue un genio, un genio casi tan grande como Georgi Dan, que con una canción al año ha vivido estupendamente y encima rodeado de tías buenas.


El barquito chiquitito había una vez contaba con tres piscinas, diez jacuzzis y todo él estaba decorado con motivos italianos. Esta piscina estaba custodiada por varias nobles venecianas que no quitaban el ojo a los cuerpazos como el mío que se daban un remojón de vez en cuando. Por la noche, la fiesta discotequera al aire libre era aquí. A ver si pongo la foto de un guayabo que el tío bailaba como le daba la gana.


La Alzacaba de Málaga, al atardecer. Intenté subirla en una visita anterior, pero yo no mandé a mis naves a luchar contra los elementos. Marga se rindió porque la cuesta es de aúpa y tuvimos que darnos media vuelta. Queda pendiente su escalada, se la tengo jurada. Supongo que tú, querida Sara, alpinista profesional y casi tan polivalente como Miguel Angel, no tendrías problema alguno. Vivir en esa fortaleza y darte cuenta de que se te ha olvidado comprar el pan es toda una putada. No me extraña que tardáramos ocho siglos en reconquistárselo a los árabes. Me imagino la cara de los soldaditos recibiendo la orden de ataque y viendo la subidita que tenían ante ellos: " no hay prisa, Gran Capitán, no hay prisa. Si total, no se va a mover de aquí. Y además, ir paná, es una tontería"


En fin, que me compré uno. Cuando estudiaba el Renacimiento y el clasicismo griego, el profe me hablaba de las "proporciones áureas". Nunca he tenido claro en qué consiste exactamente eso de las proporciones áureas. Esta es la pichurra y los huevecillos del David de Miguel Angel. No sé, se admiten comentarios, pero vaya mierda de proporciones áureas. No me lo pensé dos veces. Me compré uno para disimular lo de verdad en plan grata sorpresa. Lo que no entiendo es que mi pareja me diga que prefiere verme con los gayumbos puestos. Yo creo que tampoco entiende de proporciones áureas.

domingo, 9 de octubre de 2011

UNA SOLA PALABRA


Liv tenía esa extraordinaria luz que proyectaba a sus amigos con el reflector mágico de la música. Cuando me dedicaba una canción lo hacía con la intuición de la adivinanza certera. Era capaz de presagiar mi estado de ánimo, tenía el don de la anticipación emocional y me hacía la vida más agradable ( a mí y a todos los que la admirábamos y queríamos) gracias a unas pocas palabras construidas en la intimidad de un cariño verdadero a las que hacía viajar en el avión de una simple dedicatoria musical.

A falta de ese imposible beso físico que es capaz de rescatarnos de la soledad, la tristeza o la decepción, Liv Pinyol me besaba con música.. Era el beso de una amiga que leía con el corazón, y así lo siguió haciendo hasta el último latido de la palabra que se quedó colgando de sus labios: corazón

El suyo..., se paró. Pero a nosotros nos dejó la inolvidable armonía de un bombeo maravilloso y universal que sabíamos identificar como perteneciente a un ser celestial.

La música tiene ese poder de embalsamar recuerdos y vivificarlos hasta el milagro de resucitar emociones con más intensidad que las primeras veces.

Lo repito tanto….: creo en Dios porque existe la música

Ayer escuché por primera vez una hermosa canción adornada por una voz cristalina. Pablo Alborán pronunciaba melodiosamente la palabra “perdóname”, dejándola caer sobre el alma como un pez de acuario que se devuelve al mar, justo en el instante en el que estaba pensando en una persona . Como si Liv de nuevo, la inolvidable Liv, me la hubiera enviado con ese oportunismo mágico que la distinguía de todos. “Luis, no te preocupes. Ella está bien. Saldrá sola. Tiene mucha fuerza . Dile que la quieres, eso le dará más fuerza”. Me agarré a esas palabras apenas musitadas en mi espíritu como el aire envuelve el tronco centenario de un gran roble.

“Amar significa no tener que decir lo siento”…¿Cuántas veces hemos leído y escuchado esa frase? El poder purificador de pedir perdón y de otorgarlo justifica y sustenta religiones poderosas que dominan las conciencias.

Sin embargo, creo que no. Que el Amor no depende de un depósito de pecado, culpa o arrepentimiento que se va llenando poco a poco hasta detonar la imperiosa necesidad de pedir perdón. Pedir perdón tiene más que ver con la palabra Respeto. No está de más nunca pedir perdón para demostrar educadamente respeto por una persona a la que se ha ofendido.

Yo sé cuándo amo a alguien. Cuando la amo sin límites ni condiciones, aunque ya no viva, aunque me haya dejado de hablar, aunque nada pueda hacer por ella y solo tenga manos vacías, aunque me olvide, por mucho tiempo que pase…, porque soy de los que creen que amar significa no necesitar nunca que un ser querido me pida perdón, ni una sola palabra de más.

Amar así no es fácil, pero es para siempre.

Pero , por si acaso estoy equivocado, ….perdóname


miércoles, 5 de octubre de 2011

LA SEVILLANA DE LA DUQUESA

Hoy se ha casado la duquesa de Alba. Y, por lo que he visto en el telediario, a la salida de la iglesia, se ha marcado la tía una sevillana que no se la salta un galgo. Me cae bien esta mujer. Se ha casado con ochenta y cinco años con un "guayabo" de sesenta y uno mejor conservado que el Parque Nacional de Doñana. Dicen que ha protagonizado una chochez, pero yo no lo creo. Esta mujer ha encontrado a un hombre que le va a hacer compañía sus últimos años de vida, y que le hace reír muchísimo. El placer de la convivencia reside en tres países: en el país de la comunicación, en el país del sexo y en el país de la risa. El orden es intercambiable según la naturaleza de cada cual, y solo uno de ellos es prescindible. Pues ha hecho lo que ha querido y la aplaudo. Hacerse mayor no significa actuar de acuerdo con la etiqueta reservada a los vejestorios. Los vejestorios son, independientemente de la edad, los que carecen de ilusión por la vida. Yo la he visto feliz marcándose la sevillanita en compañía de quien no le importa sus arrugas. Ese hombre...¿lo hace por dinero, por la fama, porque la admira desde joven...? ¿Realmente está enamorado? Una mujer de ochenta y cinco años.....¿puede enamorar? Pues a lo mejor os parezco más iluso de lo que predica mi nick, pero creo que si existe alguien capaz de enamorar con ochenta y cinco años, ésa es la bailaora Cayetana, la jinete Cayetana, la pintora Cayetana, la mecenas Cayetana, ...y también la duquesa de Alba.

El caso es que la Casa de Windsor - siempre celosa del mayor pedigrí de la Casa de Alba- ha tomado nota de la sevillana que se nos ha bailado la aristócrata de más abolengo de Europa, y para la próxima boda real se han propuesto superarlo.

¿No os lo creéis? Pues aquí está la prueba:

sábado, 1 de octubre de 2011

PARAÍSO


Casi en sueños me abrazo a tu cintura como gorila de Kilimanjaro y mi sexo matinal emerge como el corpachón de una ballena azul que toma aire con una prehistórica bocanada de oxígeno .

Tu piel me atrae como a una libélula la corola de la azucena

Mis manos, mariposas con diez alas absortas con la luz fosforescente que brota de tus senos en un surtidor de ansiedad

El eco místico de los cascos de un centauro resuenan legendarios y rebotan contra tu carne trémula. Cualquier palabra es un relincho lujurioso

Colmillos de felino calculan cuán profundos han de clavarse en una lava carnal

Mi tiburón acorrala a la sirena de piel acuática en su gruta cóncava

Mi respiración es un clamor de estampida, mil búfalos bufan desbocados arrasando la pradera de tus muslos

La lujuria es desenterrada con presteza de un hurón y el lobo se despierta con el hambre lunar de bocados incitantes

Convertida tú en mi selva húmeda, en mi sabana para el cazador, en un paraíso perdido del que nunca jamás ningún Dios podrá expulsarme

Te giras

Me miras

Me hablas

"despacio...., despacio...., no seas animal..."

viernes, 30 de septiembre de 2011

PARTYPRIMADA


Angel, y también para los que queráis conocer la zona, pego también un pequeño mapa que comprende todos los pueblos de la Sierra Sub-bética. El cortijo que alquilamos está al lado de Luque, a quinientos metros de la Laguna del Salobral, aislado del mundanal ruido.


Esta es la casita que cogimos, un señor cortijo especialmente preparado para el turismo rural, tan en boga. Era muy espacioso y nuestros niños se jartaron de trincar ranitas del riachuelo, cuya agua provenía de la piscina, en un plano superior, ya la veréis.


De todas formas, y a pesar de que el cortijo tenía de todo, el elemento que más usamos es éste que veis aquí. Yo creo que le borramos el niquelado de la maneta.


En el pueblo de Zuheros me encontré con un artesano que decoraba abanicos. Mirad qué bonitos. Me libré de tener que comprarle uno a Marga porque....ella ya tiene una colección de cien abanicos de época. El Grupo Locomía en mi casa se volvería loco de gusto.
Este es el paisaje dominante de la sierra Sub-bética. Mares, océanos, extensiones ilimitadas de olivares hasta perderse en el horizonte. Más al norte se encuentra Bailén, y observando esta singular orografía uno entiende mejor por qué los garrochistas del general Castaños daron al general Dupont ( un general sin suerte) por donde amargan los pepinos. Los caballistas españoles, que eran en su mayoría garrochistas de los que varean los olivos y azuzan a los toros, conocían el terreno a la perfección, y sólo atacaban cuando los franceses cometían la imprudencia de meterse en las hoyas, entre colinas.
En Zuheros se estaba celebrando la Feria del Queso, y hummmm! olía a , no os lo vais a creer, olía a queso. Pero una mezcolanza de quesos que aturdía el olfato. Sacabas un ticket de diez euros y tenías derecho a probar diez quesos, con su correspondiente cervecita. Muy bien organizado todo y ahí la gente se estaba poniendo las botas. Ese día en Zuheros nadie comió en casa.
Y Dios, contemplando todo cuanto había creado, se dijo..." hagamos presente en la Tierra una creación que sepa disfrutar como nadie de todas las maravillas que me he sacado de la manga"...y Dios, al octavo día, hizo a los moteros. ¡Qué jodíos, no se pierden ni una! Los había por doquier en toda la ruta, pero en cantidad apreciable justamente en la Feria del Queso.



El castillo musulmán de Zuheros....Como casi todas las construcciones árabes, en mal estado. Sólo se ha salvado La Alhambra y el Palacio de Pilatos en Sevilla porque  se lo construyeron los arquitectos judíos, que si no...Cuenta la leyenda que en el Castillo de Zuheros..., y yo qué sé lo que cuenta la leyenda. No tengo ni idea. Lo que sí sé es que tiene unas vistas muy bonitas.
.- "Marga, me pido esta moto para Reyes"
.- "Pues te jodes, que no te la voy a regalar por Reyes. Eso te pasa por rajar de las monarquías y por republicano."
Desde luego, qué cruz, ...qué cruz, de verdad...
Esta fuentecilla con mogollón de caños es Patrimonio Nacional. Es de inconfundible estilo barroco, al estilo de las que hay en Aranjuez o la Granja, que a su vez se copiaron de las de Versalles. Se encuentra en otro bonito pueblo blanco llamado Priego.


Aquí se puede apreciar bien que los musulmanes, como albañiles eran unos catetos, pero como estrategas tenían más peligro que una piraña en un bidet.
Bien, esto también es patrimonio nacional. Se trata de una paella de estilo barroco-rococó declarada de interés turístico, y que duró entera aproximadamente cinco o seis fotos, porque después de las excursiones nos abalanzamos sobre ella como fieras corrupias
El patio común que distribuía las habitaciones. Era un gustazo despertarse y desayunar ahí en compañía de los plastas de mis primos.
Pues, nada, que me tocó otra vez cortar el jamón. Me están alienando y es lógico que mi rostro muestre esta profunda muestra de fastidio por tan ingrata labor, jijiji......( ¡no estaba bueno el jamón de bellotita ni ná!)
Otra foto desde el mirador del castillo.



Qué giraldilla más original...Me recordó a la peli de Sleepy Holow, la de Johnny Deep
La piscina del cortijo Los Llanos, que alquilamos entre todos. Era muy hermosa, amplia, y con dos jacuzzis integrados. Una gozada. Ahí hemos hecho mucho el gamberro y una serie de streapteases para la posteridad que espero  no vean nunca la luz.
Y aquí estamos todos cuantos nos reunimos una vez al año, de todas partes de España. Con todos nuestros retoños. Es la única forma que tenemos de vernos y de que los pequeños se conozcan y crezcan queriéndose. Ya llevamos siete ediciones y nos lo pasamos de fábula. Sólo hay un inconveniente, y es que es todo un misterio que después de sólo dos o tres días de primada volvamos todos a nuestras respectivas casas con dos o tres kilos de más...Hemos encargado para la próxima primada una investigación a fondo para esclarecer este desentrañable enigma que lleva de cabeza a Iker Jiménez y su Cuarto Milenio y que puede perfectamente desbancar en interés a las caras de Bélmez.


¡Nos ponemos hasta el culoooooooooooooo....!


¡Viva la Primada 2012!

martes, 27 de septiembre de 2011

EL PADRE DE HORTENSIA


Idolatría, envidia, temor, rechazo, confianza, odio, amor, esperanza......., cuando una persona es capaz de despertar sentimientos tan dispares, cuando Beethoven le compone una Sinfonía (la Tercera) mientras que Chautebriand se caga en sus castas, cuando Goethe le saluda como " el alma del mundo que inaugura una nueva era" mientras que para el poeta romántico inglés Keats  no era más que un  "engendrador maldito de sufrimiento", cuando un ser humano provoca tal alud de sentimientos irreconciliables, ...entonces es que estamos ante alguien desposeído de su propia identidad.

¿Cuál fue la verdadera personalidad de Napoleón?

Es una incógnita, porque para averiguarlo sería preciso haberle conocido en su ambiente más íntimo, ese refugio que nos reservamos todos para quedarnos en pelotas con nuestros defectos y en el que toda ostentación y teatro carecen de sentido.

Por esa razón siempre he leído con especial atención todo cuanto  han escrito quienes compartieron con él ese refugio. En especial a HORTENSIA, su hijastra. Hortensia fue la primera en recibirle tras su fuga de la isla de Elba, y cien días después, la última en despedirle antes de su definitivo destierro en la mefítica isla tropical de Santa Helena, frente a la costa occidental africana.

No me vale la Heroica de Beethoven, ni las elegías de Goethe ni Schiller, ni las salutaciones de Goya, ni las lisonjas de su numerosísima familia, ni los panegíricos de sus generales. Y, por el mismo motivo, tampoco me valen las coces de sus detractores, las invectivas de sus adversarios políticos, ni el odio encendido de sus enemigos militares. Tampoco el análisis minucioso, psicológico y magistralmente doctoral de sus biógrafos más competentes, con Emil Ludwig y Stefan Zweig a la cabeza.

Hortensia.. Me fío de ella. No era su hija biológica. La adoptó siendo una mocita tras casarse con Josefina. Esa batalla la ganó como le gustaba ganar a Napoleón las batallas, con prontitud y acudiendo en tropel allí donde más se le necesitaba. Y Hortensia y su hermano Eugenio necesitaban un padre cariñoso y solícito. Napoleón venció el natural recelo de los dos niños ante un hombre "nuevo" que sustituía extrañamente a su papá.

Para Hortensia Napoleón tenía una apariencia romántica, aparentemente enfermiza, que escondía una energía febril. Destacaba por su ojos penetrantes y fogosos, que acojonaban un poco bastante cuando se encendía en sus pupilas el testigo del cabreo, que no fueron tantos ni tan histéricos ni tan públicos como sus libeladores decían, tratando de ridiculizarle.¿ Acaso no perdemos los nervios todos de vez en cuando? Habitualmente era de modales contenidos y respetuosos. Le bastaba y le sobraba con fulminar con la mirada porque Napoleón tenía ojos de Bette Davis..

La edad no fue benevolente con él. La anemia crónica de su deficiente alimentación durante su estancia en la academia de Briennes le perfiló una silueta flaquilucha que le acompañó hasta que los cocineros del Palacio de las Tullerías se encargaron de ponerle más gordito, hasta conseguir que le apareciera esa barriguita cervecera que muestran Gross, Ingress y Jerome en sus cuadros. Y también le crecieron las tetas, padecía de ginecomastia, tetillas de mujer. No es al único que le ha ocurrido, ...ejem.... Bueno, qué más da, así estamos más sexys y es lo que corresponde a un amante lesbiano como yo.

Napoleón acabó rollizo y sonrosado y con unos pocos jirones de pelo, algo que llevaría mal porque en su juventud lucía una hermosa melena lacia de pelo negro. En campaña dormía a la intemperie como el resto de sus soldados si no estaban protegidos, muchas veces sobre su propio capote. De dormir así debió coger algún enfriamiento en los riñones porque padeció dolores abdominales el resto de su vida, pero hubo algún maledicente que aseguraba que Napoleón se metía la mano en la casaca a la altura del cardias estomacal para acariciarse el prepucio. Pues no. Napoleón no era Rasputín, no la tenía tan larga. ( El pobre pene de Napoleón sigue dando vueltas por el mundo desde que se lo seccionaron en la autopsia para tener un recuerdo suyo. Estos hijos de la Gran Bretaña...)

Era capaz de trabajar durante jornadas larguísimas y hacer de secretario suyo era de todo menos una bicoca. Ese pobre se ganaba el sueldo, ya lo creo..., porque Napoleón no se callaba ni bajo el agua y también ha pasado a la Historia como el único hombre que era capaz de hacer dos cosas al mismo tiempo. Demostró siempre un afecto profundo por sus hijos, los adoptados y el natural, el hijo que tuvo con María Luisa de Habsburgo, que murió con 21 años de tuberculosis convencido de que su padre fue un monstruo de tanto como le lavaron el cerebro en la corte austríaca. Seguramente se olvidó de las risotadas de su padre jugando horas y horas con él de bebé, algo que llamaba la atención de todos porque resultaba inusual en aquella época hasta el punto que se consideraba de mal tono que un padre aristócrata jugara con sus hijos. Pero él no era aristócrata, sino alguien que se burlaba de sus rancias costumbres.

Era muy familiar y protector, como correspondía a la educación corsa, fuertemente arraigada en la familia como centro del universo. Sentía un vínculo indisoluble con sus hermanos, a quienes intentó siempre favorecer con unas prácticas nepotistas que abonaron con razón algunas de las críticas más feroces. El mismo reconoció su error en Santa Helena. No todos los hermanos se aprovecharon de la sombra de Napoleón. Luciano, el listo privado de la familia, no consintió que su hermano metomentodo vetara sus esponsorios con la coquotte que le gustaba, y le mandó a freír monas. Luciano acabó sus días apaciblemente en una villa romana, en compañía de su amada que le hizo muy feliz y sobrevivió a todos sus hermanos. O sea, la receta, chicos, es estar enamorado para longevear la vida.

Sin embargo, y esto lo quiero apuntar, existió un momento de reconciliación entre Napoleón y Luciano. Fue durante el período de los Cien Días: desde que huyó de Elba hasta que le derrotaron en Waterloo.  Cuando más cuestionado y acorralado se hallaba Napoleón, Luciano reapareció ofreciéndole su ayuda, como cuando el golpe del 18 Brumario ( No hay que olvidar que entonces Napoleón fue nombrado Cónsul gracias a Luciano, que se lo curró él solito).  Este capítulo me recuerda a una escena de una peli que me gustó bastante: Leyendas de Pasión, cuando el hermano mayor Aidan Quinn sale inesperadamente de la parte trasera del rancho salvando a su hermano Tristán Bran Pitt de una muerte segura, y sellando así su acto de reconciliación.

En Santa Helena, ya defenestrado políticamente y derrotado militarmente para siempre, un meditabundo Napoleón repasa su vida y vuelve a ser la pesadilla de un secretario llamado Les Cases, que escribió al dictado sus recuerdos y cavilaciones.

Y vuelve a ser un niño melancólico y enfermizo  dentro del resignado espíritu y el obeso cuerpo decadente de un hombre que conoció el esplendor y la gloria como pocos seres humanos han tenido ocasión de saborear.

Nunca aceptó las críticas de quienes le tildaron de avaro conquistador. Tuvo muy claro siempre contra quiénes luchaba: contra Estados, estamentos y clases sociales empeñados en perpetuar la pobreza y la ignorancia en beneficio suyo.  ¿Que se le fue la olla con eso de coronarse emperador en Notre Dame de manos del mismo Papa, un Pío, no sé si el V, el VI , el VII o el Pío pío Gorgorito). Pues sí. Véte a saber por qué lo hizo. ¿Por un subidón egocentrista? ¿Porque era una forma de arrebatar públicamente y para siempre el derecho de pernada reservada únicamente a los sangreazuleños? Él, un niñato , un mocoso de Córcega, sería capaz de arrebatar la corona de los Merovingios y de Carlomagno de las manos del Papa y coronarse a sí mismo, con dos cojones.

Y esa es la lección que ha dejado Napoleón a los hombres: en adelante , cualquiera con la suficiente fuerza de voluntad y grandeza, fuera labriego o soldado o vendedor de melones, podría hacer lo mismo. Y hasta hoy esto es posible, y si no que se lo pregunten a un hombre de raza negra que preside el país más poderoso de todos ( con permiso de China, de momento)

Nadie puede negar que la Humanidad ha avanzado mucho desde entonces, espectacularmente y a toda pastilla, gracias al ejemplo que nos dio y a los grandes imitadores que le salieron, hombres y mujeres que creyeron en sí mismos y se burlaron de los derechos clasistas. Las telarañas sirven para atrapar moscas y mosquitos. Los más fuertes, las rompen.

Sigo viéndole frente al mar en sus últimos días y le veo cansado, triste, vencido, apartado de su familia y custodiado por una agobiada guarnición inglesa que se las apañó para quitarle de enmedio sin prisas pero sin pausas gracias a pequeñas dosis de arsénico que mezclaban en su comida diaria, hasta causarle la muerte que le liberó  y dejó  su nombre escrito con una de las más sonoras e insuperables mayúsculas de la Historia:  NAPOLEON BONAPARTE, el padre de Francia, el padre de revolucionarias y no superadas tácticas de combate,  el padre del Código Civil, el padre de los estados modernos, pero sobre todo, alguien que supo saber ser padre de Hortensia y ganarse su amor.
------------------------------------------------------------------------

Estoy siendo muy coñazo, perdonad. Pero no me resisto a contar un par de cosas de las miles de anécdotas que orbitan alrededor del pequeñajo.
La escena es la siguiente: el ejército de colonos se bate en retirada mientras los ordenados destacamentos de Su Graciosa Majestad británica avanzan entre descargas cerradas y nubes de pólvora. Todos, todos huyen..., menos uno. Mel Gibson recoje del suelo una bandera estrellada y avanza solo, enarbolándola con gritos de "¡Noooo, ..noooo, avanzad, avanzad...", Atónitos por su espíritu valiente, salen en pos de él y le imitan. Ganan la batalla. La realidad tiene la costumbre sana de superar a la ficción.  La película es El Patriota, y Mel Gibson, del que he leído muchas cositas, asegura que esa escena está basada en lo mismito que hizo el joven Napoleón en la batalla del Puente de Arcole.
Mientras que Francia gozó de un dirigente capaz de haber hecho eso, aquí nosotros padecíamos a un auténtico gilipollas, tan ruín y tan cobarde y tan rastrero y pelota, que mientras en España el pueblo se desangraba por su Rey El Deseado, este estúpido, confinado por Napoleón en el Castillo de Valencay, festejaba con fuegos artificiales cada victoria de la Grand Armée en tierra española. Napoleón me gusta mucho porque, a todos los que fueron como el capullo Borbón Fernando VII, les dio por saco todo lo que pudo y más, y bien que hizo. Consiguió , al menos, que el pueblo no se conformara con el primer imbécil al que se invistiera como rey o reina.
La segunda cosita que quiero apuntar es que Hortensia fue la madre de Napoleón III, y la bisibisabuela de nuestra Sofía.
Y la tercera, es que si picáis en el google "frases de Napoleón", os saldrá un chorro de páginas.
Porque Napoleón inventó también el Twitter